J.J. Cale – To Tulsa And Back (On Tour With J.J. Cale)

“Bienvenidos al autobús del Rock’n’Roll”, así comienza esta emotiva película-documental, en la que el legendario cantautor y guitarrista estadounidense J.J. Cale  nos acompañará en el regreso a su Tulsa natal tras 25 años de ausencia.

Durante este viaje por los distintos estados norteamericanos, Cale y su equipo de filmación nos irán relatando vivencias personales y musicales hasta llegar al lugar de sus orígenes. Entre conciertos, imágenes y anécdotas, podremos ir apreciando las distintas etapas musicales por las que J.J. Cale ha pasado, hasta alcanzar el denominado “Tulsa Sound” (sonido Tulsa, una mezcla de blues, jazz y country), un sonido tranquilo y pausado, un sonido con la marca característica e inconfundible de Cale.

La primera impresión, que puedes sentir en el primer tema del DVD,  cuando J.J. coge su guitarra y empieza a tocar  “Mama Don’t”, es que nos encontramos ante un guitarrista delicado, único  y sutil, al igual que su voz peculiar y que es un músico con una identidad propia. Cale es una leyenda viviente de la música, un artista con letras mayúsculas, autor de temas clásicos en la historia del rock como “Cocaine”, “After Midnight” o “Call Me the Breeze” de los que excelentes músicos como Eric Clapton han tomado influencias.

A través de todos estos relatos personales y musicales, y de largos recorridos por autopistas y carreteras, nos llevarán a ver a J.J. Cale como un tipo afable y cercano, un músico que tiene las ideas muy claras y marcadas por un estilo diferente y emblemático. De él también es conocido su rechazo a las grandes giras y su repulsa hacia la fama. Inigualable.

Anuncios

Lou Reed – Rock’n’Roll Animal

 Uno de los directos más viscerales e importantes de la década de los setenta fue este “Rock’n’Roll Animal” de Lou Reed, que nos dejó este impresionante álbum para la ya extensa historia del rock and roll. Por aquella época, Lou Reed se encontraba inmerso en la marea del Glam-Rock, vestido siempre de negro, maquillado y de alguna manera transmitiendo e interpretando canciones oscuras de sus propias vivencias, reflejadas en temas como Sweet Jane”, “Heroin”, “White Light / White Heat”, o Rock and Roll”, varias de ellas procedentes de su etapa anterior en la Velvet Underground.

Pero vamos a centrarnos en la banda, y sobre todo en el sonido espectacular de la grabación que es un mestizaje total. Formada por dos súper guitarras, Steve Hunter, sensacional el sonido que sacaba de su Fender Telecaster, y que junto al excelente Dick Wagner, Prakesh John al bajo, Pentti Glan a la batería y Ray Colcord al teclado, lograron que este Rock’n’Roll Animal, se situara como objeto de culto entre la comunidad rock. Todos ellos eran músicos ya contrastados y relacionados a otras formaciones como Alice Cooper.

Abría el disco el clásico “Sweet Jane”, que posee una intro bellísima, siguen con Heroin”, famoso su trocito de tocata y fuga de Bach, continuan con “White Light / White Heat”, y “Lady Day”, para finalizar con los explosivos diez minutos de duración de uno de los temas más vibrantes de esta obra, el ya inmortal e imperecedero, “Rock And Roll”.

Originalmente fue grabado por la RCA en 1973, posee una calidad de sonido extraordinaria y se publicaba 1974, incluyendo solamente cinco pistas. En su versión remasterizada se añaden dos temas más: “How Do You Think It Feels” y “Caroline Says”.

Lou Reed, con su peculiar e irrepetible forma de cantar, y apoyado por una soberbia banda, nos obsequió con este imprescindible “Rock’n’Roll Animal”, que se convertiría en uno de los discos más representativos del universo musical.

No Direction Home – Bob Dylan

 “No Direction Home”, es una película documental, dirigida por Martin Scorsese, que repasa la vida y obra de uno de los músicos más influyentes del siglo XX: Bob Dylan. Aquel que llenó la historia del rock con álbumes como “Highway 61 revisited”, “Desire”, Blonde On Blonde, o “At Budokan”, y el mismo que con su inseparable guitarra, magistrales letras y su particular voz, cambiaba el universo del rock para siempre.

Nos transportará en un inolvidable viaje desde las raíces más profundas de la música tradicional americana (folk), hasta el lado más salvaje y eléctrico del rock and roll a través de Dylan.

Contiene momentos emotivos e históricos, como el episodio dramático que pudo sufrir este arte musical denominado rock and roll, en el Festival de Música Folk de Newport de 1965, dado los sonidos rock que aportaba el genio de Minnesota,provocaban los abucheos de sus propios seguidores, y de cierto sector de puristas del folk americano, incluso con amenazas de cortar los cables de las guitarras eléctricas.  Pero Dylan,  visionario, nos indicaba el camino, interpretando en aquel memorable concierto la versión eléctrica de su clásico “Maggie’s Farm”.

En 1966, en el Free Trade Hall de Manchester, Dylan y loslegendarios The Band (aún denominados The Hawks), salen a escena con el célebre “Like A Rolling Stone”, en ese preciso instante, un furioso seguidor folkie gritó a Dylan: “Judas”, Dylan le replicó: “You are a liar” (eres un mentiroso), giró la cabeza hacia su banda y dijo “tocad a toda caña”, el rock… ya no sería el mismo…

Nunca lo olvidarás.

 

Johnny Winter And Live 1971

Después de cuatro discos en estudio y cientos de conciertos a sus espaldas, el “albino de oro” Johnny Winter bajo su producción junto a la de  Rick Derringer, saldría a la luz uno de los directos más viscerales e incendiarios de principios de los setenta, concretamente  en 1971.

Estas grabaciones fueron capturadas en el mítico Bill Graham´s Fillmore East y en el Pirate´s World en Dania, en el estado de Florida, un parque de atracciones temático y que hizo a su vez de escenario de conciertos, por donde pasaron algunas de las mejores bandas de rock de la historia.

Él álbum está compuesto por  seis temas, comenzando por un clásico y veloz “Good Mornning Little Scholl Girl”, a continuación “It´ My Own Fault” un excelente blues de larga duración dónde se palpa la maestría de Johnny y el soberbio respaldo de la banda. Para finalizar la primera parte, una de las versiones más increíbles del mundo del rock, nos encontramos ante un “Jumping Jack Flash” electrizante, a toda marcha y con unos riffs monumentales.

Lo que se puede considerar la segunda parte del disco comienza con “Rock and Roll Medley”, que  como su nombre indica, es una mezcla de grandes éxitos del Rock and Roll de los cincuenta: “Great Balls Of Fire”, “Long Tall Sally” y “Whole Lotta Shakin´Goin´On”. Y para terminar un tema que catapultó a Winter a lo más alto después de actuar en el legendario “Woodstock” del 69, “Mean Town Blues” y una versión  del clásico “Johnny B. Good” magnífica.

Con una voz negra y potente, una sección rítmica desbordante y Johnny Winter con su antológica guitarra Gibson Firebird y acompañado por Rick Derringer (otro excelente guitarrista, que más tarde se uniría al grupo de su hermano Edgar Winter), Randy Jo Hobbs al bajo y Bobby Caldwell a la batería, nos dejaron este “live” para la historia del blues rock. Este álbum fue publicado por la CBS con un fantástico audio y calidad que no llega a la hora de duración.

El tejano y héroe de la guitarra Johnny Winter, hoy en día está considerado un bluesman único y aunque sigue trabajando, editando discos y colaborando en conciertos, ha producido a mitos del blues, ayudándolos a reflotar como a  Muddy Waters a finales de los setenta.

¡¡¡¡¡Roooooock And Rooooolllll!!!!

The Doors – L.A. Woman

Impregnado de blues,  uno de los métodos primarios de los Estados Unidos de América a la hora de producir música, se publicaba en 1971  el histórico “L.A. Woman”, sexto álbum de estudio en la discografía de los Doors y el último disco que grabó el mito del rock Jim Morrison, que poco después fallecía en circunstancias nunca esclarecidas en Paris.

Sin lugar a dudas y siempre bajo una humilde opinión, consideramos “L.A. Woman” como una de las grandes obras maestras que nos dejaron los Doors, un clásico de todos los tiempos y  todo un referente para la comunidad rock.

Producido por el afamado Paul A. Rothchild, consta de diez temas sin el más mínimo desperdicio y a excepción de un par de versiones, todos ellos son de composición propia.

Abren con el poderoso “The Changeling”, para pasar al clásico Love Her Madly. El blues sucio y fantásticamente interpretado gracias a la voz única de Jim Morrison, lo podremos sentir con “Been Down So Long”, continuando con un bello blues lento reflejado en “Cars Hiss By My Window”. Y llegará el punto álgido, a cargo del genial “L.A. Woman”, todo un derroche de blues rock elevado a la máxima potenciaposeedor de un pegadizo estribillo para la posteridad: “a. woman sunday afternoon, drive thru your suburbs, into your blues, into your blues, yeah into your blue-blue blues , into your blues, ohh, yeah…

A medida que se van sucediendo las canciones, en medio de esta encantadora atmósfera blusera, nos encontraremos con otros buenos cortes como L’America, “Hyancinth House”, el célebre “Crawling King Snake” perteneciente a John Lee Hooker y con un Krieger aplicadísimo a la guitarra,  o el rítmico “The Wasp”. Y que mejor manera de poner punto y final, con otro de los momentos culminantes, que tendrá lugar con el apoteósico “Riders On The Storm”, dónde nos obsequian con siete minutos épicos e inolvidables, cortesía del talento de los Morrison, Manzarek, Densmore y Robby Krieger.

En 2007, sale a la luz pública una nueva redición del álbum, en la que se añaden dos temas másOrange County Suite” y “You Need Meat (Don’t Go No Further)” propiedad de Willie Dixon.

Y así concluye esta aventura blusera, que tuvo como protagonistas principales a los legendarios Doors, uno de los grupos  más carismáticos, intensos y palpitantes que ha visto nacer la ya extensa historia del rock and roll.

 

Rock And Roll Circus – The Rolling Stones

Ideado por Mick Jagger y Keith Richards, “The Rock And Roll Circus”, fue un especial programa televisivo en color de 1968, que nunca fue emitido hasta que salió de un granero en Inglaterra en 1996. El programa-concierto consistía en números circenses y actuaciones de los grupos invitados, que desde mi punto de vista serán en las que nos centraremos.

Entre presentaciones y números circenses por orden de entrada aparecen los legendarios Jethro Tull con su inolvidable tema “Song for Jeffrey”, de su primer disco “This Was”. Espléndida formación, los primerizos  Jethro Tull, una banda muy sólida, con un Ian Anderson incontestable y el virtuoso guitarrista Mick Abrahams, que poco tiempo después abandonaría los Tull para formar “Blodwyn Pig”.

The Who, con una actuación de la extensa “A Quick One While He’s Away”, del disco “A Quick One”, en el que realizan una excelente mezcla de pop rock exuberante que ya vislumbraba retazos para una próxima ópera rock.

Taj Mahal con su “Ain`t that a loto of love” procedente de su álbum “The natch´blues”, obra básica de rock-blues con músicos como el indioJesse Ed Davis de los que ya hablaremos en sucesivas ocasiones. También excelente, la actuación de Marianne Faithfull con su balada “Something Better”.

Y a continuación, el momento culminante y más sobresaliente de este Rock And Roll Circus,  es una banda denominada “The Dirty Mac” formada por John Lennon (guitarra y voz),  Keith Richards(bajo), Eric Clapton (guitarra principal) y Mitch Michell (batería de Jimi Hendrix), interpretando de una manera antológica el tema de los Beatles “Yer Blues”. Solo por un instante, no queremos ni imaginar lo que sería un disco con ocho o nueva temas de esta espectacular formación que ya se describe por si sola. Siguiendo aparecen Yoko Ono haciendo una jam con Dirty Mac y un extraordinario violinista llamado Ivry Gitlis.

Para finalizar,  un mini concierto de los Rolling Stones,  aún con Brian Jones en sus filas,  que poco después fallecía ahogado en su piscina. Interpretan seis  temas de en aquellos tiempos su último disco, “Beggars Banquet”, plagado de clásicos, comienzan por “Jumping Jack Flash”, llegará el blues, “Parachute Woman“, “You can´t always get what you want” y el clásico entre clásicos “Sympathy for the Devil”, con un Keith Richards muy serio y haciendo gala de un virtuosismo ya de sobra conocido por todos nosotros.

El especial fue grabado con un sonido muy bueno y limpio, en la edición CD por Abkco Records. Posteriormente, se consideró una obra de culto desde el primer día en que vio la luz.

Muy recomendado.

 

Stevie Ray Vaughan – Texas Flood

Acompañado de su incombustible banda y tras varios años tocando juntos, a Stevie Ray Vaughan And Double Trouble, con Chris Layton a la batería y Tommy Shannon al bajo, les llegaría su primera gran oportunidad en el mítico Montreux Jazz Festival de Suiza, en el que realizaron una actuación estelar. Algunos de sus destacados integrantes, como el impecable bajista Tommy Shannon, era un veterano en el género, y que ya había intervenido en el segundo álbum de Johnny Winter.  También espectacular, el debut del hermano pequeño de Jimmy Vaughan (recordado por la banda The Fabulous Thunderbirds de gran éxito en EE.UU), dónde se puede disfrutar del  talento, la fuerza y la pasión de ésta enérgica agrupación.

Al parecer, la participación de Stevie Ray Vaughan And Double Trouble en este festival, fue gracias a componentes de The Rolling Stones y Jackson Browne en 1982, que le propusieron a la organización la inclusión de Stevie Ray Vaughan y su legendaria formación, en este importante evento musical. Un concierto inolvidable, que les abrió las puertas a nivel internacional.  Le presentaron a David Bowie y este le propuso grabar un álbum justo cuando Bowie cambió de discográfica, este disco fue el soberbio “Let´s Dance”, más bien de orientación comercial, pero que aún hoy en día sigue siendo el más vendido por Bowie y que proyectó a Stevie Ray Vaughan a lo más alto.

Este “Texas Flood” de 1983, es un homenaje a un bluesman local llamado Larry Davis que compuso el tema allá por el 58. Un blues eléctrico e incendiario en el cual destacan sus primeros éxitos “Love Struck Baby”, “Pride and Joy” compuestas todas por él, son las que dan comienzo al disco. Incluye otros como el antológico “Texas flood”, tema de cabecera de Stevie y que tuvo una enorme popularidad, “Mary Had A Little Lamb”, una magnífica versión perteneciente a Buddy Guy, “Testifity”, “Rude Mood”, o la sensibilidad con la que ejecutaba ”Lenny”.

Stevie Ray era un enfervorecido admirador de Lonnie Mack, un guitarrista eléctrico y muy rápido, que lideró toda una generación de virtuosos guitarristas y que de él versionó un tema que siempre usaba para abrir los conciertos: el clásico “Wham”.  En la edición de 1999 se añaden unos bonus track dónde se pueden disfrutar cuatro temas más adicionales “Tin Pan Alley”, “Testify”, “Mary Had A Little Lamb” y la antes mencionada “Wham!” junto a  una pequeña entrevista.

Finalizaba este Texas Flood, y ya entraba en los anales del de la historia, de la mano de su incomparable creador, un músico especial, que con sus característicos atuendos, sombreros y colgantes y en ocasiones fumando en pipa, nos transportaba en un maravilloso viaje musical al viejo oeste, de dónde era natal, la ciudad de Dallas y también Austin. Memorable, su inconfundible guitarra Fender Stratocaster, la “Number One”, con sus cuerdas muy tensas y el peculiar sonido que lograba sacar de ella.

 Stevie Vaughan falleció en un trágico accidente de helicóptero, pero nos dejó una obra imprescindible que llenó los 80 de conciertos inolvidables junto a sus discos.