The Doors – Morrison Hotel


Nos situamos en 1970, década dorada del rock y año de publicación del álbum. El amplio continente americano es una fuente de recursos musicales inagotable, de la que emanan una extensa y abundante variedad de estilos, pero si retrocedemos en el tiempo, nos daremos cuenta que América es igual a blues, uno de sus métodos primarios a la hora de producir música y es en el blues, dónde “Morrison Hotel” mejor se adapta.

Sin dudarlo ni un instante, “Morrison Hotel”, fue una de las grandes obras que realizó la banda norteamericana  The Doors,  la quinta de su discografía y uno de sus trabajos más célebres, con permiso del posteriormente editado “L.A. Woman”. En cierto modo, los Doors retornan al blues, exploran sus raíces musicales y obtienen como resultado un disco clásico en el rock, de esos que perduran para siempre en la memoria.

Producido por Paul A. Rothchildy publicado por el legendario sello Elektra Records , contó con la colaboración al bajo de Ray Neopolitan y  Lonnie Mack, este último, el ídolo del mítico bluesman tejano Stevie Ray Vaughan y una de sus grandes influencias. Lonnie Mack toca durante la interpretación de los temas “Roadhouse Blues” y “Maggie M’Gill”. Y grata es la sorpresa, al incorporar a John Sebastian bajo el seudónimo de G.Puglese, el que fuera uno de los iconos gráficos de Woodstock 69, añadiendo su armónica.

Morrison Hotel consta de once pistas y bajo una humilde opinión destacaremos las más significativas: inician con el poderoso blues rock de “Roadhouse Blues”, uno de sus temas más exitosos y de los más versionados por otras formaciones posteriores.

Otros como “Waiting For The Sun” poseen cierto aire experimental y en ocasiones tendencia hacia la psicodelia. “You Make Me Real” espuro rock and roll con un Ray Manzarek aplicadísimo al piano y un completo Krieger a la guitarra. “Blue Sunday”, una balada hermosa, cargada de melancolía. Y para terminar “Maggie M’Gill”, llena de melodías bluseras de principio a fin y que guarda similitud al “Boom Boom” de John Lee Hooker.

Mención especial, merece su característica portada, tomada por Henry Diltz, fotógrafo y ex componente del grupo Modern Folk Quartet, que dotó de todavía mucha más personalidad al grupo.

Así concluye Morrison Hotel, por el queya han pasado más de cuarenta años de estancia, pero su esencia musical permanecerá intacta, como el primer día en que vio la luz.

 “Ladies and gentlemen, from Los Ángeles, California… The Doors!”

(“Damas y caballeros, desde Los Ángeles, California… The Doors!”)

4 Respuestas a “The Doors – Morrison Hotel

  1. El Roadhouse Blues y los Doors por añadidura me traen recuerdos imborrables. Mi eclosión rockera (dándo a un género musical distinto la primacía que hasta entonces solo tenían las Bandas Sonoras sinfónicas). También el recuerdo de un concierto tributo a los Doors cuyo poster aun reposa sobre la pared del salón de mi mejor amigo, donde el cantante estaba entregadísimo, y además repartía porros!

    POr último… mi estancia en Nueva York, dónde encontré una tienda de fotografías sobre rock and roll, llamada precisamente Morrison Hotel… Pensé que estaba ante el mítico edificio de la portada, pero no, era una muy cuidada reproducción de la fachada pues creo que el original está en California.

  2. Hola, nuevamente gracias por tu comentario. Y sí, “Morrison Hotel” también me trae muy buenos recuerdos, además de ser un gran álbum. Respecto a la portada del disco, estas en lo cierto, el edificio en donde se fotografiaron para la portada está en Los Angeles.

    Un Saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s