Creedence Clearwater Revival – Willy and the Poor Boys


Impregnado de un fuerte sentimiento antibelicista, presentaban en 1969 los legendarios Creedence Clearwater Revival esta histórica obra, a la que bautizaron como “Willy and the Poor Boys”. Un glorioso álbum, que podemos considerar como la crónica de una época, en la que factores como las multitudinarias protestas contra la guerra del Vietnam, o la división social, formaban parte de la realidad cotidiana, teniendo un profundo efecto sobre la nación norteamericana.

Y aquellos chicos desaliñados, originarios de El Cerrito en California, desataron toda su ira, realizando uno de los mayores alegatos en oposición a la guerra del Vietnam que ha visto nacer la historia musical contemporánea… le llamaron “Fortunate Son”. Un tema único, canción universal e inalterable al paso del tiempo. Clásico entre clásicos que se alzó rápidamente como el himno más representativo de toda una década. En cuanto llegue a tus oídos, te invadirá una potente sensación de rechazo hacia los conflictos bélicos, la temática principal que rodea a este disco, cortesía de la Creedence Clearwater Revival.

Sus incisivas letras,  nos hablan de las injustas diferencias entre clases sociales y lo que supone ser un “hijo afortunado”, como puede ser el hijo de un senador o de un padre adinerado y la gran influencia que estos podían ejercer, en torno al reclutamiento militar. Aquellos que tenían un estatus social más bajo, se encontraban combatiendo en el Vietnam… y era algo que a los políticos  no le importaba ni lo más mínimo.

Al margen de esto, “Fortunate Son”, se ha utilizado en numerosas de series de televisión, videojuegos, BSO y películas como la ganadora de seis premios Oscar  “Forrest Gump”, protagonizada por Tom Hanks.

Sin dudarlo ni un momento, haremos una mención especial, a los inolvidables integrantes que constituían la Creedence Clearwater Revival: su carismático líder John Fogerty a la guitarra y voz,  su hermano Tom Fogerty a la guitarra, Stu Cook al bajo y Doug Clifford (batería).

Centrándonos en el álbum, “Willy and the Poor Boys” fue publicado en 1969 por el sello discográfico Fantasy Records, consta de diez pistas y destacar que ocho de ellas son compuestas por John Fogerty.

Abren la cara A con un pegadizo y alegre “Down On The Corner”, otro de sus grandes éxitos. Un rock clásico y divertido tendrá lugar con “It came out of the sky”. Y llegará la excelente versión del “Cotton Fields”, perteneciente al bluesman Leadbelly, continuando con el ritmo armónico de “PoorBoy Shuffle” y cerrando con el blues de “Feelin’ Blue” en el que Fogerty nos regala unos magníficos “solos” y hace gala de un virtuosismo incontestable.

Inician la cara B con ese punto álgido y agresivo que es “Fortunate Son” y al que ya hicimos referencia. No pasará desapercibido, el cierto “aire country”  que imprimen a “Don’t Look Now”, siguiendo con el tradicional folk estadounidense de “The Midnight Special”, un tema que desde nuestra humilde opinión, capta a la perfección la esencia musical de la CCR. Un espléndido instrumental “Side O’ the Road”, poseedor de unos solos de guitarra realmente fantásticos. Y que mejor manera de finalizar que con esa antológica pieza épica que es “Effigy”.

Y así concluye esta joya de incalculable valor, que tuvo como protagonistas a los genuinos Creedence Clearwater Revival, que vivieron una corta, pero intensa trayectoria musical de cinco años. Muy influenciados por ese mito del rock que es Little Richard, bebieron de diferentes estilos como el country, folk, blues, rock o swamp rock.

Las diversas tensiones internas dentro de la Creedence, provocaron un deterioro de la relación entre los miembros del grupo, que los llevó a anunciar su disolución definitiva en 1972. Pero no se fueron sin antes obsequiarnos con infinidad de hits y convertirse por méritos propios,  en una de las bandas que ha marcado la vida de generaciones, gracias a su peculiar, extraordinaria e increíble música.

17 Respuestas a “Creedence Clearwater Revival – Willy and the Poor Boys

  1. Discazo con mayúsculas! Lleno de himnos como Fortunate Son o Cotton Fields. Y qué decir de la Creedence… los tuvimos muy pocos años,pero joder que discazos nos dejaron, de lo mejorcito de la historia…y como cantara el señor Fogerty:

    It ain’t me, it ain’t me, I ain’t no millionaire’s son, no.
    It ain’t me, it ain’t me; I ain’t no fortunate one, no.

    Un saludo

    • Hola Luis, lo de la Creedence fue algo increíble… de diez temas del disco, ocho se convertieron en clásicos. Y así, con todos los álbumes, excepto bajo mi opinión el Mardi Grass. Un saludo y gracias por venir.

    • Hola Gonzalo, todos inolvidables… cada disco que publicaban, tenía una media de 6 o 7 temas que se convertían en auténticos clásicos y la verdad es que su música sigue y seguirá resonando eternamente. Un saludo y gracias por tu visita y comentario.

  2. los discos de credence no valen una mierda .escucha THE KINKS ,the ANIMALS;esto es musica caretaaaaa¡¡¡¡¡.y no te tiro otras bandas …..boludo

    • Hola, independientemente del tipo de música que a ti personalmente te guste, siempre hay que tener un respeto por todos los tipos de géneros musicales y/o artistas. Como veo, que careces de respeto, y por supuesto de educación, ya que incluso nos insultas, pues te agradecería que no volvieses por aquí.

  3. Pingback: Creedence Clearwater Revival – Cosmo’s Factory (Fantasy Records 1970) | Rock And Roll Is My Addiction

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s