King Crimson – In the Court of the Crimson King (Atlantic 1969)


King-Crimson In The CourtEn 1969, los británicos King Crimson obsequiaban a la comunidad musical  con este magistral elepé de rock progresivo, toda una obra de culto que en un primer momento fue menospreciada por varios artistas del rock y por la crítica de la época.  In The Court no obtuvo ningún éxito comercial, pero con el paso de los años se consolidó como un disco histórico para el rock.

Pioneros del rock progresivo, los King Crimson se constituyen como banda en el Londres de 1968, siendo fundados por los hermanos Peter (bajo) y Michael Giles (batería), junto con el virtuoso guitarrista Robert Fripp, que ya eran poseedores de una amplia experiencia en otras agrupaciones musicales.

Centrándonos en el disco, se publicó el 10 de Octubre de 1969 por el sello Atlantic Records e incluye cinco pistas. Grabado en Los Wessex Sound Studios de Londres, fue producido por los propios King Crimson y alcanzó un notorio lugar en las listas musicales, influyendo notablemente sobre otras formaciones venideras del rock.  Destacaremos que este LP está dominado por el uso del Mellotron, un teclado eléctrico que Ian McDonald se encargó de inmortalizar.

KCIComo ya es costumbre, haremos mención a los músicos que hicieron posible este álbum: Robert Fripp (guitarra), Greg Lake (bajo, voz)  Ian McDonald  (mellotrón, flauta, clarinete, saxofón, vibráfono, teclados), Michael Giles (batería, percusión, coros) y Peter Sinfield (letras).

Dentro del LP, impregnado de un atractivo aroma a rock y jazz, complementado por música clásica, nos encontraremos con canciones como “21st Century Schizoid Man, todo un temazo que abre el disco a golpe de jazz rock a un ritmo vibrante. Seguidamente, le toca el turno a “I Talk To The Wind”, una balada suave, melódica y de cierto aire medieval, gracias a la flauta de Ian McDonald. Continúan con “Epitaph”, melancólico tema que nos demuestra por qué la música es un estado de ánimo. Llegará “MonChild”, quizás la pista más experimental del álbum y de mayor duración.

Y que mejor manera de poner punto y final que con “The Court of the Crimson King / The Return of the Fire Witch &  / The Dance of the Puppets”, todo un hit y posiblemente la  canción más identificable de los  King Crimson. Muy elaborada instrumentalmente, en ella podremos disfrutar del particular universo de sonidos que la banda logra recrear.

KCIIPara el recuerdo del imaginario colectivo quedará su portada, un trabajo del dibujante y programador informático Barry Godber, que falleció poco tiempo después de editarse el disco. Y así concluye este elepé, cortesía del magnífico guitarrista Robert Fripp y sus King Crimson, aquellos que convirtieron esta obra en única, y quién sabe si irrepetible.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s