Uriah Heep – Demons And Wizards (Bronze / Island Records 1972)

Uriah-Heep-Demons-and-WizardsTras sufrir un inicio un tanto turbulento debido a diversos cambios en sus filas, los Uriah Heep consiguen establecer su formación ideal en 1970. Éstos originarios de Londres han sido una de las bandas de más éxito hasta mediados los 70, dejando álbumes imprescindibles para el rock.

En un principio,  los Uriah Heep comienzan su andadura por el rock con David Byron (voz) y el guitarrista Mike Box (guitarra), uniéndosele posteriormente Paul Newton (bajo) y un extraordinario teclista llamado Ken Hensley. Como dato anecdótico, en sus primeros discos no cuentan con un baterista fijo, pasando por ese puesto varios nombres que no acabarán de cuajar en el seno del grupo. Finalmente, el batería Lee Kerslake y  el bajista Gary Thain – ex miembro de la Keef Hartley Band que sustituyó a Paul Newton – se convertirían en los hombres clave de la banda.

Conformada así esta legendaria banda de rock duro y después de girar por los Estados Unidos y Europa, llega el excelente “Demons And Wizards”, en uno de los mejores momentos de su carrera.

UHCentrándonos en el álbum, fue producido por Gerry Bron para el sello Bronze, que él mismo fundó en 1971. Grabado entre marzo y abril de 1972 en los “Lansdowne Studios” de Londres, se publicó en mayo de ese mismo año e incluye 9 pistas. Referente a la temática que aborda las canciones,  la podemos intuir rápidamente por el título del disco “Demonios y Magos”. Destacaremos sobre todo dos temas que en su día salieron como singles, el clásico “The Wizard”, que  abre el álbum en su cara A y un segundo llamado “Easy Livin”, de estilo hard rock.

Con un espléndido trabajo a las voces y teclados y siempre respaldados por una magnífica sección rítmica, Uria Heep es también una sensacional banda capaz de componer bellas baladas como  “Circle Of Hands”,  “The Spell” y otros temas acústicos como “Paradise”. El resto de cortes que completan el disco, orientándose mucho más hacia el heavy, reseñaremos el misterioso “Rainbow Demon”, un movido “All My Life”, “Poets Justice” y el clásico “Traveller In Time”.

UHBANDPara el recuerdo del imaginario colectivo quedará la portada del elepé, en la que podemos visualizar una especie de mago ancestral en un lugar oscuro y tenebroso. Roger Den, insigne artista y emblemático diseñador, fue el encargado de realizar el dibujo. A su vez, también fue colaborador habitual de otras  agrupaciones míticas como Yes u Osibysa.

Uriah Heep han sido una de las bandas esenciales del rock progresivo y de un género al que hoy llamamos música heavy. Con el paso del tiempo, su fama se diluyó por multitud de problemas y por el fallecimiento del bajista Gary Thain en 1976. Aun así, nos obsequiaron con álbumes de pura “magia” para la historia contemporánea de la música rock.

Anuncios

Billy Joel – Piano Man (Columbia Records 1973)

BillyJoelPianoManÉrase una vez un hombre pegado a un piano. Y es ésta, la historia de Billy Joel, un genial músico que reflejó como nadie supo hacerlo, sus sentimientos y sueños a través de las teclas blancas y negras.

Billy Joel nace el 9 de mayo de 1949 en el barrio del Bronx (Nueva York).  Hijo de judíos divorciados, desde los cuatro años de edad siente especial devoción por la música clásica, que le sirve como una sólida base para su posterior carrera de éxitos. Pero sus inicios no fueron fáciles. Tras intentar triunfar como boxeador en su adolescencia, se retira de este deporte por una grave fractura de nariz. Y a partir de este momento decide establecerse en Los Ángeles, dónde comienza a frecuentar diversos locales y pubs. Trabajó como pianista de un humilde bar, quizás para compartir su frustración y soledad con otros músicos.

Billy Joel PianoEn 1971, consigue firmar un contrato con la casa discográfica “Family Records”, con la que tendría numerosos problemas legales y dificultades de producción. Finalmente, logra cambiar para la Columbia Records, con la que editó este antológico “Piano Man”. Respecto al álbum, segundo de su discografía, se publicó en noviembre de 1973 por el sello Columbia Records e incluye 10 pistas. Grabado en los estudios “Devonshire Sound”  de Los Angeles (California), contó con la producción de Michael Stewart, un reputado músico y compositor del circuito californiano. En 2011 sale a la luz una nueva redición del disco, añadiéndose diverso material extra y otras pistas como Everybody Loves You Now”, “Nocturne” o “Turn Around”.

Billy JoelNo puede faltar en este artículo, la ya habitual mención al personal que hizo posible esta mítica obra: Billy Joel (armónica, teclado, piano y voz), Billy Armstrong  (violín), Eric Weissberg  y Fred Heilbrun (banjo), Wilton Felder  y Emory Gordy (bajo y teclados), Larry CarltonRichard Bennett  y Dean Parks (guitarras), Michael Omartian (acordeón), Ron Tutt y Rhys Clark (baterías) y Laura Creamer, Mark Creamer y Susan Steward (coros). Todos ellos, magníficos músicos relacionados con el jazz, el country o el rock, como el guitarrista Larry Carlton o el baterista Ron Tutt.

Dentro del disco, repleto de hits, nos encontraremos con magistrales pistas como “Worse Comes to Worst”, “Travelin’ Player” o The Ballad of Billy The Kid”. Me faltan adjetivos para describir el virtuosismo de Billy Joel y su banda ejecutando estos temas. Sencillamente espectacular.

BJoelEl punto álgido del elepé llega con el clásico “Piano Man”, canción eterna que se convirtió en un estándar desde el primer momento en que Billy Joel la interpretó. Muy variadas han sido las versiones que otros músicos realizaron de este tema. Quizás, muchos españoles recordemos con nostalgia la revisión que hizo Ana Belén, y aunque la letra no tiene nada que ver con la original, si realizaron un excelente trabajo. Otros espléndidos cortes que completan el disco son el pegadizo “Ain’t No Crime”, y un delicado “Captain Jack”, con el que ponen punto y final a una obra absolutamente redonda.

Así concluye este disco,  cortesía del hombre del piano, toda una leyenda de nuestro tiempo. Ganador de infinidad de premios y reconocimientos, Billy Joel es una pieza clave no sólo para el rock, sino también para la música en general.

 

 

The Electric Flag – An American Music Band – “A Long Time Comin” (CBS 1968)

The Electric FlagDespués de colaborar con gran éxito al lado de Bob Dylan en su emblemático “Highway 61 Revisited”, y de grabar álbumes magistrales con la The Paul Butterfield Blues Band”, el inquieto y legendario guitarrista Mike Bloomfield decide formar una banda de verdaderos talentos musicales con sede en el Chicago de 1966. Al margen de esto, recordaremos que Mike Bloomfield publicó discos elementales como aquel genial “East – West” de 1966, siendo miembro de la The Paul Butterfield Blues Band.

Esta nueva agrupación,  a la que bautizó como “The Electric Flag”, es co-liderada desde el primer momento por el excelente músico y compositor Barry Goldberg, siempre acompañado por los históricos Nick Gravenites, Harvey Brooks y un jovencísimo Buddy Miles. Establecían así, los cimientos de una apoteósica banda, apoyada por una espectacular sección de vientos. En 1967, se trasladan a San Francisco para grabar la B.S.O. de “The Trip”, toda una película de culto dirigida por Roger Corman (el rey de los films de serie B), protagonizada por Peter Fonda y escrita por Jack Nicholson. Sin duda, un clásico de los años 60, en dónde se pone de manifiesto el consumo de LSD.

Compuesta casi en su totalidad por Bloomfield, su música no pasó desapercibida y son invitados a actuar en el Monterey Pop Festival de 1967, dejando para la historia una estelar actuación.

EFIEn marzo de 1968, sale a la luz este sensacional “A Long Time Comin”, uno de los álbumes esenciales de los 60, en el que participaron un elevado número de músicos, debido a la gran cantidad de instrumentos que utilizaron para su realización.

Producido por John Court y grabado en los estudios de la Columbia Records, el elepé contó con Michael Bloomfied, Harvey Brooks y Sicuva (guitarras), Barry Goldberg, Herbie Ritch y Mike Fontara (teclados), Harvey Brooks (bajo) y Buddy Miles (batería). La sección de vientos estuvo compuesta por Peter Strazza y Herbie Rich (saxos tenores, saxo barítono) y Marcus Doubleday (trompeta). Destacaremos que, como este disco fue uno de los pioneros en grabarse con sampler (un instrumento que sirve para mezclar diferentes grabaciones), a la percusión contribuyen la mayoría de los músicos mencionados anteriormente.

Cabe también citar al cantautor Richie Havens tocando el sitar, Paul Beaver (sintetizador Moog) y un equipo de cuerdas: Bob Notkoff, Julius Held, Leo Daruczeck, Geroge Brown y Charles McCracken.

EFIIIDentro del LP, nos encontraremos ante estilos bien diferenciados, que van desde el soul, la psicodelia, el rock, o el blues más puro de Chicago. Incluyendo diez pistas en su versión original, contiene joyas de incalculable valor como “Killing Floor”, canción que abre el álbum y versión extraordinaria del blues de Chester Burnnet (Howlin´ Wolf), con un gran trabajo de Bloomfield a las seis cuerdas.

Continúan con los clásicos “Groovin´Is Easy”  y “She Should Have Just”, y otros temas en medio en los que Buddy Miles coge el mando a las voces, con un aire más soul como en “Over-Lovin´You”.  El disco también posee cortes tradicionales como el vigoroso rock and roll de “Wine”, y el auténtico sabor a blues de “Texas”, con un finísimo Mike,  otra vez  magnífico con su inseparable Gibson.

ElectricFlag Para finalizar, The Electric Flag nos deleitan con una dulce “Sittin´In Circles”, una balada interpretada por el inconfundible Buddy Miles titulada “You Don´t Realice”, (“Dedicada con gran respeto para Steve Crooper y Otis Reeding”), el extenso “Another County” y “Easy Rider”, tema compuesto por Bloomfield. En la reedición de 2003 deciden incorporar cuatro bonus track, con pistas no incluidas en su día como la versión de “Sunny”, “Mystery”, “Look into My Eyes” y el inmortal blues “Goin Down Slow”.

Desafortunadamente, The Electric Flag, como otras tantas formaciones de la época, no tuvo apenas continuidad. En 1968 Bloomfield se marchó para embarcarse en otros proyectos, y aunque siguieron funcionando durante un breve período de tiempo, anunciaron su disolución definitiva en 1969. Cada uno, escogió su propio camino, pero no se fueron sin antes obsequiarnos con este antológico elepé, clásico entre clásicos en medio de unos años turbulentos, de cambios, de conmoción social, de drogas y de rock. Pero sobre todo de buena, muy buena música.

Leño – En Directo (Chapa / Zafiro 1981)

Leno-En_DirectoNo se puede entender el rock nacional sin Leño. Y lo cierto, es que estos pioneros del rock duro y urbano consiguieron dejar una profunda huella en el corazón del gran público. Apenas tenían medios para realizar un disco, pero les sobraba ilusión, ganas de hacer rock y  pasión por la música.

Así que, en la nochevieja de 1977, Rosendo Mercado (Ex componente de Ñu), Ramiro Penas (ex Coz) e IgnacioChiqui” Mariscal (ex Fresa) decidieron dar forma a Leño, una mítica banda que influenció de manera espectacular a otras formaciones venideras del rock patrio. En 1978 el bajista “Chiqui” Mariscal abandona el grupo y le sustituye Tony Urbano, que grabaría “El Tren”,  antológica canción compuesta por José Carlos Molina y Rosendo.

Desafortunadamente, “Chiqui” Mariscal falleció el 16 de enero de 2008. Su cuerpo sin vida, fue encontrado en su casa de Madrid. Las estrellas, están en el cielo.

Centrándonos en el álbum, tercero de su discografía, fue grabado en la sala Carolina del barrio de Tetuán (Madrid) los días 25, 26 y 27 de marzo de 1981. Contó con la producción de Teddy Bautista e incluye 9 pistas. Destacaremos que “En Directo”, se convirtió en el disco más vendido de Leño.

LeñoComo ya es habitual, haremos mención a los músicos que hicieron posible este álbum: Rosendo Mercado (guitarra y voz), Tony Urbano (bajo), Ramiro Penas (batería). También contaron con la colaboración de Luz Casal, Jaime Asúa y Jose M. Díez (coros), Manolo Morales (saxo) y Teddy Bautista (Secuenciador Moog-55,  Polifónico CS-80, coros).

Presentados por Paco y Doña Ángeles – la abuela rockera -, comienza el concierto a un ritmo trepidante con temas ya clásicos como “Sí Señor, Si Señor”, “Cucarachas”, “Todo es más sencillo” o “El Tren”. Todos ellos ejecutados de manera soberbia, con altas dosis de electricidad y guitarreo incesante.

Seguidamente, nos obsequian con varios hits como “Mientras Tanto”, el monumental “Entre Las Cejas” o ese himno del rock and roll que se llama “Maneras de Vivir”, en dónde los madrileños nos dan una muestra más de su poderío en directo.

Leño 1981Este magistral grupo inició su trayectoria musical en 1978 y anunciaron su disolución definitiva en 1983. Solo fueron cinco años, pero lo suficientemente intensos como para dejarnos un legado absolutamente legendario.

A nuestro juicio, Leño ha sido una genial banda de rock and roll callejero que se ganó el respeto y cariño de toda una generación a base de trabajo y buen rock. Sus letras reivindicativas, llenas de  viñetas de cotidianidad, triunfaron en el sentir de la calle y  en el  día a día de la sociedad. Y en  su época,  molestaron a una acomodada  clase conservadora que no se enteraba de lo que estaba sucediendo en su país.

Sí señor, con dos cojones. Gracias Leño.