Wet Willie – Keep on Smilin’ (Capricorn Records 1974)

Keep On SmilinLa historia de Wet Willie comienza  en Mobile (Alabama) en 1969, estado sureño de los EEUU, y ubicación emblemática de dónde han  salido varios de los grupos más importantes del rock, como los Allman Brothers, The Outlaws, Lynyrd Skynyrd ,  Marshall Tucker Band o la Atlanta Rhythm Section .

En 1970, Wet Willie se muda a Macon (Georgia) y logra fichar por  la mítica casa discográfica Capricorn Records, el hogar de los Allman Brothers. Tras editar unos primeros – y muy buenos discos – llega en 1974 este espléndido “Keep On Smilin’, con el que obtienen un más que merecido reconocimiento.

Centrándonos en el álbum,  cuarto de su discografía, se publicó en 1974 para el sello Capricorn Records e incluye 10 temas. De la producción se encargó  Tom Down, un famoso ingeniero de sonido que trabajó con bandas del nivel de Derek And The Dominos, The Allman Brothers Band,  Lynyrd Skynyrd o la J. Geils Band entre otras.  En 1998, sale a la luz una nueva redición remasterizada del elepé por el sello Capricorn, con un sonido realmente espectacular.

Wet Willie BandComo ya es habitual, haremos una mención a los componentes de Wet Willie que hicieron posible este magnífico disco: Jimmy Hall (voz, armónica, saxo y percusión), Jack Hall (bajo, banjo y voz), Joyce Knight (voz), John Anthony (voz, teclados y percusión), Earl Ford (trombón), Ricky Hirsch (guitarra y voz) y Lewis Ross (batería y percusión).

Dentro del elepé nos encontraremos con una asombrosa mezcla de estilos, que van desde el blues rock o el country, pasando por el soul, funk o góspel.  Algunos de ellos, muy poco comunes en las  bandas sureñas. Y es que Wet Willie no se puede englobar como una agrupación sureña al uso, su música bebe de los diferentes géneros que anteriormente hemos reseñado.

Wet WillieCanciones como “Country Side of Life” –  todo un hit que abre el disco – el grandioso “Keep On Smilin’,  “Soul Sister”,  o “Soul Jones” son el mejor ejemplo de una curiosa amalgama sonora en cuanto el vinilo comience a rodar. Todas ellas, impregnadas de una fuerte influencia funky y soul. Con cierto aire góspel se presenta “Trusty of Lord”, pasando por una bella balada acústica llamada “Alabama”.

“Dont’ wait too long” y “Lucy was in Trouble” son, a mi juicio, los temas estrella del LP, siendo esta última de las más utilizadas en sus conciertos en directo.

Y así concluye esta obra, cortesía de unos excelentes músicos que responden al nombre de Wet Willie. Siempre arropados por la potente voz de su cantante Jimmy Hall, fueron capaces de ampliar todavía más, el  número de estilos de los que se nutre el rock sureño o “Southern Rock”, valga la redundancia, como diría Gregg Allman.

 

Anuncios

Elvin Bishop – Raisin´Hell (Capricorn Records 1977)

Elvin BishopNacido en Tulsa,  en el estado americano de Oklahoma en 1942, Elvin y su familia se trasladan a Chicago cuando éste es tan sólo un adolescente para comenzar sus estudios en la universidad. Y es en la ciudad del blues dónde conoce a un magnífico vocalista y armonista llamado Paul Butterfield, un músico que le valdría de inspiración para el resto de su vida.

Tiempo después, Elvin  Bishop logra entrar en la formación de Paul Butterfield como guitarrista rítmico,  junto a otros grandes artistas como Mike Bloomfield. Permaneció cinco años en la Paul Butterfield Blues Band y graba álbumes imprescindibles durante esta etapa como “The Resurrectión Of Pigboy Crabshaw” – título curioso siendo éste su apodo – , supliendo a Mike Bloomfield a la guitarra principal cuando éste abandona la banda para formar The Electric Flag.

En 1969, se muda a San Francisco y forja su leyenda cuando decide crear su propio grupo, colaborando en discos esenciales del rock como The Allman Brothers Band Live Fillmore East” o “The Live Adventures Of Mike Bloomfield And Al Kooper”. Al margen de esto, también participó en innumerables jams y conciertos históricos del rock californiano, incluidas incursiones con un gran número de músicos de blues.

EBIIITras obsequiarnos con una antológica serie de álbumes en solitario, Raisin’Hell se convierte en el octavo y primer ¡Live! de su carrera, obteniendo un éxito sin precedentes. Reseñaremos que todos los temas están compuestos por Elvin Bishop salvo algunas excepciones.

Publicado en 1977, el elepé se graba en los meses de marzo de 1976 y febrero de 1977, en varias localizaciones diferentes y escenarios emblemáticos como “The Roxy”, el  “Santa Monica Civic Auditorium”, el  “Old Waldorf”, “Civic Theatre” de San Diego o el mítico “Alex Cooley´s Ballroom”. En 2012 y bajo el sello BGO Records, se remasteriza con un sonido realmente espectacular.

Producido por Allan Blazeck, éste excelente doble LP cuenta con un elevado número de músicos, siendo una referencia obligada su mención: Elvin Bishop (guitarra y voz), Don Baldwin (batería), Michael “Fly” Brooks (bajo), Debbie Cathey (coros), Melvin Seals (sintetizador, órgano y piano), Bill Slais (saxos), Reni Slais (voces), Mickey Thomas (voces) y un extraordinario guitarrista llamado Johnny Vernazza.

EBIToda esta selección de sensacionales músicos, se encuentra apoyada en todo momento por una gran sección de vientos, formada por Chuck Brooke, Bob Claire, Dave Grover y Bill Lamb,  acompañados por estrellas invitadas como Mic Gillette, Steve Kupka y Greg Adams del grupo Tower Of Power.

El disco contiene quince canciones de auténtico vértigo desde el primer minuto, iniciando por el que da nombre al elepé “Raisin´Hell”, de ritmo endiablado, al que sucede el clásico “Rock My Soul”. A continuación siguen con temas marca de la casa como “Calling All Cows”, “Juke Joint Jump” o “Hey, Hey, Hey, Hey” entre otros. El punto álgido llega con “Fooled Around And And Fell In Love”, una de las baladas más memorables de su tiempo, en la que Elvin realiza un genial “solo” de guitarra, respaldado por unos coros formidables.

EBIIEl arte del blues se siente en pistas como  “Little Brown Bird” de Muddy Waters, e incluso se atreve con el funk en “Struttin´My Stuff”. Un estilo totalmente sureño se aprecia en “Travelin’ Shoes”, otro de los himnos del álbum, destacando al guitarrista Johny Vernazza. Finalizan con un apoteósico medley compuesto por tres pistas:  “Medley: Let The Good Times Roll/ A Change Is Gonna Come/ Bring It On Home To Me”, versionando a Sam Cooke.

 Y así concluye este disco, el que consagró al obispo del rock, elevándole a lo más alto de las listas musicales de los 70. Actualmente, Elvin Bishop sigue en activo y es considerado un mito del rock. Siempre con su carácter divertido y su peculiar indumentaria, este carismático músico no nos ha dejado de sorprender desde hace ya 50 años.

Muchas gracias, su excelencia reverendísima!!!!

Deep Purple – In Rock (Harvest / Warner Records – 1970)

In RockAmanece la década de los setenta, y los británicos Deep Purple entran en el olimpo del rock gracias a esta maravilla sonora a la que bautizan  como “In Rock”. Y lo cierto, es que los Purple, toda una formación legendaria para la música del diablo, se situaron como una banda imprescindible para entender el rock de los años 70. Porque siempre gustan. Nunca fallan. Son infalibles.

In Rock, cuarto y exitoso álbum de su discografía, fue aclamado por la crítica del momento y tuvo un enorme poder de influencia sobre otras agrupaciones venideras, que tomaron como base de su sonido las canciones de los Purple. Han sido muchas, las  aventuras musicales con las que Deep Purple nos ha obsequiado a lo largo de sus  45 años de carrera. Pero seguro que todos recordáis un memorable día en que los Purple tiñeron el cielo nipón de color púrpura.

Centrándonos en el disco, “In Rock” fue grabado entre octubre de 1969 y febrero de 1970 en los estudios IBC De Lane Lea & Abbey Road  de Londres. Se publicó en junio de 1970 e incluye  7 pistas. Producido por los propios Deep Purple, contó con la colaboración de los reputados ingenieros de sonido Andy Night, Martin Birch y Philip McDonald.

DPuINo puede faltar en este artículo, una mención especial a estos dioses del rock duro que hicieron posible el álbum: Ian Gillan (voz), Ritchie Blackmore (guitarra), Roger Glover (bajo), Jon Lord (teclados) y Ian Paice (batería). Sin duda, una histórica alineación que también nos dejó aquel célebre Made In Japan” de 1972.

Con canciones como el vibrante “Speed King” que abre el elepé o “Bloodsucker”, nos demuestran puro hard rock elevado a la máxima potencia. Jon Lord poeta del teclado, combinado con la voz perfecta de Ian Gillian y la magistral guitarra de Ritchie Blackmore se encargan de inmortalizar una joya llamada “Child In Time”, canción clásica del rock que pasó a la posteridad al igual que sus míticos creadores.

Otros cortes absolutamente demoledores y de obligada referencia son: Into The Fire y Living Wreck, destacando la voz de Ian Gillian y la una vez más, contundente batería de Paice. En Flight of the Rat”, el bajista Roger Glover y batería Ian Paice realizan todo un despliegue de virtuosismo al servicio del rock con sus respectivos instrumentos. El “solo” de batería que se marca Ian Paice al final del tema, quedó grabado a fuego en la memoria colectiva del rock.

DPIIY para concluir esta antológica obra de rock duro ““Hard Lovin’ Man”,  en dónde el teclado de Jon Lord vuelve a ser protagonista, siempre respaldado por un genio de la guitarra llamado Ritchie Blackmore. Para el recuerdo, quedará la curiosa portada del elepé, en la que visualizamos el monte Rushmore, con las cabezas talladas en piedra de los miembros de Deep Purple, que reemplazan los rostros de los presidentes Abraham Lincoln, George Washington, Theodore Rooselvet y Thomas Jefferson.

A nuestro juicio, si todavía no has escuchado este disco… ¡¡¡ ya estás tardando!!!!

John Mayall – Blues From Laurel Canyon (Decca 1968)

Blues From Laurel CanyonBob “El Oso” Hite,  miembro fundador de los Canned Heat, decidió invitar a John Mayall a pasar tres semanas de vacaciones en su casa del Laurel Canyon (California), ubicada en plena naturaleza. Mayall, fascinado por la belleza del paraje en que se encontraba, se inspiró para crear este “Blues From Laurel Canyon”, todo un clásico del blues rock.

Posteriormente, Mayall se instala en el Cañón, haciendo una vida en solitario, como si de un indígena se tratase. Ya había dejado atrás la época de los BluesBreakers  de Peter Green y Eric Clapton.

El álbum, séptimo de su amplia discografía (primero sin los Bluesbreakers), se grabó en los “Decca Studios” de Londres e incluye 12 temas. Producido por el propio John Mayall y el histórico Mike Vernon, se publicó en agosto de 1968 para el sello Decca, reditándose nuevamente en el Reino Unido en 2007. Reseñaremos que todas las canciones del elepé fueron compuestas por John Mayall.

John Mayall Blues

Respecto a los músicos que acompañaron a Mayall en esta aventura por el Cañón del Laurel destacaremos  a un jovencísimo Mick Taylor,  que realiza un trabajo espectacular a la guitarra con solamente 19 años de edad. Muy poco tiempo después, en 1969,  Mick Taylor pasó a las filas de los Rolling Stones, sustituyendo a Brian Jones. Completando la formación, por allí estaba el excelente bajista Steve Thompson y el  exquisito baterista Colin Allen. Todos ellos, músicos de gran nivel que ya poseían una experiencia más que contrastada.

Dentro del álbum, nos encontraremos con temas como “Vacation”, un vibrante blues rock impregnado de adictivos riffs guitarreros. Seguidamente “Walking on Sunset”, en dónde la armónica de Mayall se combina a la perfección con la espléndida guitarra de Mick Taylor. “Laurel Canyon Home” es una balada suave y tranquila, de esas que no pueden faltar en los discos de blues.

JMI

Continúan con unos magníficos “2401” y “Ready to Ride” fantásticos blues rock con la marca inconfundible de Mayall.  Uno de los cortes más llamativos del LP es “Medicine Man”, una experimentación de John Mayall con un cierto ritmo indio. Por un momento, parece transportarnos a una reserva cheroqui, intentando transmitirnos sus costumbres ancestrales.

El punto álgido del disco llegará con “The Bear”, todo un hit de John Mayall dedicado al líder de los Canned Heat Bob “El Oso” Hite. Otras pistas dignas de mención son “Miss James”, la balada “Long Gone Midnight” y “Fly Tomorrow”, que cierra el álbum a golpe de punteos guitarreros.

Y así concluye el blues para el cañón del laurel, cortesía de un mito llamado John Mayall, Macclesfield, 1933. Durante toda su carrera, acogió en su seno a músicos de la talla de Eric Clapton, Peter Green, Mick Fleetwood,  Keef Hartley,  Coco Montoya, Jack Bruce y un larguísimo etcétera.

Actualmente, John Mayall a sus 80 años continúa deleitando al público con sus apoteósicos shows en directo, demostrando una pasión desmedida por la música del alma. Y es que su nombre, es sinónimo de blues.