JOE BONAMASSA – DUST BOWL (J&R Adventures 2011)


El bluesman neoyorquino Joe Bonamassa es uno de los nuevos “guitar hero” modernos. Sus increíbles solos pentatónicos a toda velocidad, combinado con un personalísimo estilo blues rock, le convirtieron en una leyenda de las seis cuerdas. Bonamassa mezcla estilos como el blues, el country, el funk, el boogie o el rock duro en su música. Una fusión única que hace de Joe un músico impredecible, siendo capaz de ofrecer conciertos que van desde el blues rock, hasta el rock duro más áspero, pasando por el rock sureño.

Joe Bonamassa, 1977, New Hartford, Nueva York, comienza a tocar la guitarra a los cuatro años de edad, influenciado por su entorno familiar y por mitos del blues como Buddy Guy o B.B.King, llegando a ser telonero de este último a los doce años. El legendario creador de The Thrill Is Gone, declaraba en 1989 tras verle actuar: “Este chico tiene un potencial increíble, es uno de eses especiales». No se equivocó el gran B.B.

Centrándonos en el disco, Dust Bowl se publicó en 2011 por el sello J&R Adventures y contiene 12 canciones. Como ya es habitual, haremos mención a los músicos que hicieron posible este álbum: Joe Bonamassa (voz y guitarra), Carmine Rojas (Bajo), Tal Bergman (batería) y Rick Melick (piano).

Bonamassa es todo un animal del directo – su hábitat natural – y respira blues por los cuatro costados. Tiene la buena costumbre de hacernos llegar regalos para el oído como Slow Train”, – todo un hit propiedad de Bob Dylan que abre el disco –  y que versiona de manera magistral. Este “tren lento” transporta puro sonido sur nativo americano, y recomendamos visualizar su versión en directo “Slow Train Live At Beacon Theatre”.

A mi juicio, Dust Bowl es un disco con cierta tendencia al country americano, pero también con esencia blues rock made in Bonamassa.  Canciones como “Tennessee Plates (con la colaboración del cantautor John Hiatt), “Black Lung Heartache”, “You Better Watch Yourself”, “Sweet Rowenao la gran versión del Heartbreaker de los míticos Free, son la mejor prueba de ello. Destacar la balada “The Last Matador Of Bayonne”, en la que Joe realiza un gran solo de guitarra y nos muestra otra vez su personalísimo estilo. 

El blues no ha muerto. Joe vive.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.