Wattstax – The Living Word- Live From the Original Movie Soundtrack (Fantasy – Stax 1972)

WattStax“A las tres de la tarde del domingo, bajo un calor intenso del mes de agosto y un inusual cielo limpio y  despejado, en el Memorial Coliseum de la ciudad de Los Ángeles, éste recinto deportivo se transformó en una conmovedora expresión de la Palabra Viva….y fue un deslumbrante revival de música soul, de baile y de un espontáneo y fascinante espectáculo…”

Con estas  acertadas palabras sobre el festival, el autor nos describe el comienzo de esta gran aventura, que se incluyen en el interior del doble álbum. Y de algún modo, también nos advierte lo que fue la música y la historia de esta película documental denominada Wattstax, filmada un 20 de agosto de 1972.

Dirigida por el director de cine y productor Mel Stuart, el “Woodstock Negro”, que así se llamó en su día, fue organizado para conmemorar el séptimo aniversario de los disturbios originados el 11 de agosto de 1965 en el desfavorecido barrio de Watts (Los Ángeles). Watts se convirtió en uno de los únicos barrios en dónde la inmensa población afro-americana podía vivir, en medio de una época convulsa, tensa, con mucho paro, marginalidad y curiosamente sin hospitales. Y aunque un año antes se creó una nueva ley llamada Acta de Derechos Civiles para proteger esta marginalidad y crear viviendas dignas, el estado de California decidió bloquearla con la famosa “Proposición 14”, y eso dio lugar a que los residentes de este necesitado barrio, se acogieran a un sentimiento de injusticia total ante tal desamparo.

WattstaxFestivalLos disturbios que allí se ocasionaron, fueron provocados por una simple detención de tráfico, duraron una semana, comenzando con fuertes peleas callejeras y con una alta presencia policial y militar. Desgraciadamente,  fallecieron 34 personas, hubo más de 1000 heridos y según muchas fuentes, quedaron dañados la espeluznante cifra de 600 edificios. Debido a todos estos desafortunados factores se creó este concierto histórico, en el que participaron grupos de la casa discográfica Stax Records, junto otros invitados para el film. Y contó con los  comentarios del excelente artista cómico Richard Prior, héroe de los afro-americanos y gran activista como el reverendo Jesse Jackson.

Nos dejaron  para la posteridad un memorable discurso de apertura, gritando con el puño derecho cerrado alzado, ¡¡¡I’ Am Somebody!!! que fue coreado  por las 112.000 almas que pagaron el precio simbólico de 1 dólar. La recaudación fue destinada y en beneficio de la Stickie Cell Anemia Foundation, al Martin Luther King Hospital y para futuros festivales veraniegos.

W3Centrándonos en el álbum, con una duración de siete horas, hubo cabida para diferentes estilos musicales, predominando el funk, el R & B, el góspel, el blues y sobre todo el soul, con una amplia lista de grupos, entre los que destacaremos los del disco original publicado en 1972.

La primera parte del evento, lo abre emblemático grupo familiar “The Staples Singers” con su mítico Pop Staples y la gran voz de Mavis Staples. Nos obsequian con cuatro temas extraordinarios, como “Oh La De Da”, “I Like The things About Me”, “Respect Yourself”, (que fue versionado posteriormente por Aretha Franklin), y “I´ll Take You There”.

Eddie Floyd interpreta temas absolutamente magistrales, como el clásico de clásicos “Knock On Wood” , obra inmortal compuesta por el propio Eddie y Steve Crooper, y una maravillosa versión de “Lay  Your Loving On Me”. Los siguientes protagonistas serán por separado, primero Carla Thomas y luego su padre, el legendario cantante, compositor y cómico Rufus Thomas. Carla, poseedora de una dulce y poderosa voz nos deja temas como “I Like What You´re Doing”, “Gee Whiz” y “I Have A Good Who Loves”

A continuación,  Rufus enloquece al público con “The Breakdown”, “Do The Funky Chicken” y “Do the Funky Pengüin”, situándose como uno de los instantes estelares del show, cuando el público, sin violencia aparente, salta al coliseo, ya que la grada estaba acordonada y la gente baila frenética, al ritmo  del popular funky del pollo.

W1La segunda parte del disco inicia con la actuación del grupo “The Bar-Kays”, ataviados con sus peculiares ropajes, nos regalaron temas como “Son Of Shaft/Feel It” y una versión funky del “I Can´t turn you Loose”, e intercambiando opiniones sobre la situación que se vivía en aquel momento.

El incombustible bluesman Albert King tuvo sus minutos de gloria, consolidándose como una de las actuaciones más importantes del evento, tocando temas como “Killing Floor”, el célebre “I ll Play The Blues For You” y “Angel Of Mercy”. Soul Children, serán los siguientes en aparecer, con dos  espléndidas canciones, “I Don´t Know What this world Is Comming To” y “Hersay”, con unas magníficas armonías vocales.

Y para finalizar, cuando ya cae la noche,  un tema de Isaac Hayes, apodado el <<Moisés Negro>>. Actuación fantástica, que elevó a Hayes como uno de los héroes del show. Sin palabras, el  “Ain´t No Sunshine”, de Bill Whiters, con el que llegaron al clímax sonoro durante 16 minutos.

W2En la filmación, intervienen otras bandas antológicas y se pueden escuchar más temas de los anteriormente mencionadas como el “Shaft” de Isaac Hayes y otras formaciones y solistas como The Dramatics, Little Milton, William Bell, The Golden 13, LittleSonny, David Porter, The Rance Allen Group, The New Commers, entre otros no menos conocidos.

Esta película documental  se proyectó en el Festival de Cannes de 1973 y fue nominada para los premios Globos de Oro, uno de los más prestigiosos del séptimo arte. En 1974, se crea la obra de teatro obteniendo un gran éxito. En 2004, se distribuye por la Warner, con motivo de su 30º aniversario, en una edición especial para el disfrute de las nuevas generaciones.

Y así concluye este evento sin precedentes en la historia, lleno de reivindicaciones, de solidaridad, de paz, de amor, de curiosidades, pero sobre todo de genial música en directo, que conquistó nuestros corazones para siempre.

Anuncios

Wilson Pickett – Hey Jude (Atlantic 1969)

Hey JudeWilson Pickett. Sin duda,  uno de los mejores cantantes de la historia de la música negra americana, que nos ha dejado un incomparable legado y  que ha sido encumbrado como rey absoluto del sonido “southern-soul”. Y por un ya lejano 1969, nos agasajaba con este clásico demoledor titulado “Hey Jude”, acompañado por el legendario guitarrista Duane Allman.

Wilson Pickett, nace en 1941 en el estado sureño de Prattville, Alabama  (Estados Unidos). En 1955 se traslada rumbo al norte, concretamente a la ciudad industrial de Detroit, en dónde comienza a despuntar a principios de los sesenta como vocalista del grupo “The Falcons” con orientación más bien góspel.

En 1965 y tras la estrecha cooperación con The  Booker T & Mg´s y  Steve Crooper, Wilson Pickett revoluciona la música soul  gracias a una voz tremendamente agresiva y explosiva. Durante esta época publica varios de sus temas más celebres,  como la épica “In The Midnight Hour”, “Mustang Sally”, “Land OF 1000 Dances”, “Don´t Fight It” o “Everybody Needs Somebody To Love”,  que serían utilizados en infinidad de bandas sonoras para ese otro arte que es el cine.

Volviendo al álbum, “Hey Jude”,  fue producido por Rick Hall y Tom Dowd y se grabó en los Fame Studios, Muscle Shoals en Alabama en 1968. Publicado en 1969, contó con la colaboración estelar de prestigiosos músicos de sesión de la  Muscle Shoals como Roger Hawkins (batería), Jerry Jammot y David Hood (bajistas), James Johnson, Albert Lowe y Duane Allman (guitarras), Barry Beckett (piano) Marvell Thomas (órgano). Todos ellos,  arropados por una magnífica sección de vientos y el excepcional coro “The Sweet Inspirations”.

Duane Allman Wilson PickettAsí mismo,  “Hey Jude” es un disco rodeado de anécdotas realmente simpáticas y curiosas. A continuación, mencionaremos algunas de las más representativas: Wilson Pickett, siempre vestido de manera inmaculada y elegante,  se encontró al mítico guitarrista Duane Allman (que por aquel entonces era músico de sesión de la Atlantic) en los estudios de grabación, instantáneamente le impactó profundamente su aspecto hippie y desaliñado, quedó estupefacto y desorientado, pero todo cambió cuando Allman hizo sonar los primeros acordes con su Gibson Les Paul.

Otra de las innumerables anécdotas sucede cuando Duane Allman le sugiere a Wilson Pickett grabar un nuevo tema recientemente publicado por The Beatles, “que está subiendo como la espuma”, llamado “Hey jude”. Seguidamente,  lo que Pickett le  responde es “que de ninguna manera y que es una idea absurda”. Pero el poder de convicción de Duane Allman y su carácter afable,  lograrían convencer a Wilson “Wicked” Pickett.

Y más sorprendido aún, quedaría  cuando observa la destreza y los geniales solos de guitarra de Allman, lo que le valió para ponerle el  apodo de “SkyDog”.  Tras grabar “Hey Jude”, Wilson Pickett decidió grabar un álbum de versiones y de las once que contiene el disco, destacaremos la estratosférica “Hey Jude”, con la extraña conjunción Beatles-Pickett-Allman.

Otras excelentes versiones  que atesora el Long Play son “The Hold” de Isaac Hayes, impregnado de la guitarra inconfundible de Mr. Allman,  al igual que un fantástico “Born To Be Wild” de Steppenwolf, recién salida del horno por aquel entonces y popularizada en el film “Easy Rider”,  o el tema “My Own Style Of Loving”.

Wilson PickettWilson Pickett, también participó con  otro grande de la música en este disco  como Bobby Womack, y nos obsequiaron con pistas como “Sit Down And Talk This Over” o “People Make  The World”. Y para finalizar, un espléndido “A Man And A Half” y la maravillosa balada “Back In Your Arms”.

Wilson Pickett emergió como un potente volcán en erupción a mediados de los sesenta y se consolidó como uno de los  vocalistas más extraordinarios que ha dado la música soul. En este álbum, consiguió acercarnos hacia un estilo denominado southern-rock,  asumiendo también gran parte de culpa, el héroe de la guitarra Duane Allman.

Wilson Pickett  falleció el  19 de enero de 2006 en Virginia,  víctima de un  infarto al corazón a los 64 años de edad, año en que también se aprovechó para reeditar el álbum en CD por el sello DBK Works.

Aretha Franklin – Lady Soul (Atlantic 1968)

Lady SoulComo un soplo de aire fresco, la diva de la canción Aretha Franklin, ya consagrada como gran dama del Soul, irrumpe en 1968 con este espléndido álbum de soul, blues y rythmn& blues, al que bautizó como “Lady Soul”.

Fue grabado a lo largo de 1967, un año mágico que resultaría crucial para la música. Por aquella época, el mundo observa como nuevamente emergen de manera espectacular estilos como el blues y el Soul, dentro de la reciente historia de la música pop del momento.

Aretha nace en la legendaria y musical ciudad de Memphis (Tennessee) en 1942,  pero desde la infancia se cría en los barrios industriales de Detroit. Hija de padre predicador y madre cantante de góspel, su padre pronto vio en ella un enorme potencial, que la llevó a rodearse de las voces más influyentes del género, como  Mahalia Jackson o grandes vocalistas del jazz como Dinah Washington y Ella Fitzgerald, que la inició en el arte del piano.

Tras una etapa fundamental en su carrera dedicada al góspel,  y grabando para prestigiosos sellos como “Columbia” o “Harmony”, a mediados de los sesenta da un paso esencial en su carrera, fichando por “Atlantic Records”, un mítico sello especializado en jazz y soul.

Después de cosechar un rotundo éxito con sus dos primeros trabajos  para la Atlantic, llega “Lady Soul”, grabado durante los meses de febrero, junio y diciembre de 1967. Oficialmente, el disco es lanzado el 22 de enero de 1968, bajo la producción  de Jerry Wexler. Y por supuesto, como ingeniero de sonido, el gran Tom Dowd, que demostró una vez más, su especial olfato y talento para la música.

AFranklinPianoPara la grabación del LP,  la Atlantic Records pone toda su maquinaria en funcionamiento, contando con un magnífico elenco de músicos, entre los que se encuentra la celebradísima sección rítmica de los miembros de la “Muscle Shoals”, que providencian un perfecto acompañamiento musical y apoyados por las “Sweet Inspirations”. Como dato curioso, dos integrantes de las Sweet Inspirations eran sus dos hermanas Emma y Carolyn Franklin, junto a Cindy Houston.

Una mención honorífica merecen la magistral sección de vientos, liderada  por el excelente saxofonista King Curtis,  y otros invitados de lujo como Bobby Womack, Joe South o el guitarrista Eric Clapton, militando por aquel entonces en el grupo Cream, entre otros no menos conocidos.

El álbum contiene diez temas, comenzando con un clásico de Don Covay  llamado “Chain Of Fools”, de claro estilo rythmn & blues. Arropado por unos sobresalientes coros, podremos sentir la irrepetible voz de Aretha y su peculiar forma de tocar el piano. Y de manera instantánea, “Chain Of Fools”, se convirtió en un habitual de su extensa carrera. Continúan con una versión funky de James Brown “Money Won´t Change You” y con la clásica de  Curtis Mayfield denominada “People Get Ready”, una dulce y bella versión de Lady Soul.

AFranklinComo una de las canciones estrella, se sitúa la balada “(You Make Me Feel Like) A Natural Woman”, en dónde se pone de manifiesto su impresionante voz,  y sumado a “Good To Me As I Am To You”, tema blues compuesto por Aretha, nos sorprenden gratamente gracias a la fantástica colaboración con el héroe de la guitarra Eric Clapton.

 Otras pistas remarcables son “Come Back Baby” de Ray Charles, o la deliciosa versión de los The Young Rascals “Groovin”. Y para finalizar una melancólica “Ain´t No Way”, acompañada por el virtuoso saxo de King Curtis.

La increíble habilidad de Miss Franklin para combinar diferentes estilos musicales y atraparnos en su maravilloso soul, o el sentimiento impuesto en cada uno de los temas, hacen de este álbum todo un clásico, como suele decirse “apto para todos los públicos”.

Actualmente, Aretha Franklin nos sigue deleitando con su voz y sus extraordinarias interpretaciones pasados ya los setenta, brillando como una estrella que nunca se apaga,  que reinará eternamente desde su trono del soul.