Whiskey Myers – Mud ( Wiggy Thump Records 2016)

En cierta ocasión Gregg Allman declaró: “Como el rock se inventó en el sur de los Estados Unidos, el término «southern rock» es redundante: «es como decir rock rock».

Y aunque no quiero ser repetitivo ni redundantes respecto a la anterior entrada, hoy os traigo un nuevo artículo de “rock sureño” o “southern rock, un estilo que este blog siempre ha tenido muy en cuenta.

Originarios de Texas, los Whiskey Myers se forman en 2007 bajo el liderazgo de Cody Cannon y Cody Tate, dos amigos que empiezan a escribir canciones en una casucha de Elkhart (Texas), inspirándose en referentes del género como los Allman Brothers Band, Hank Williams o Lynyrd Skynyrd. Este septeto tejano es un grupo de elevada calidad. Lo demuestran en todas y cada una de las diez canciones que se incluyen en el disco.

Whiskey Myers está formado por Cody Cannon (Voz y guitarra), Cody Tate (Guitarra) John Jeffers (Guitarra rítmica), Gary Brown y Jamey Gleaves (bajo), Jeff Hogg (batería) y Tony Kent (Percusión).

Mudes su cuarto trabajo, cuenta con la producción de Dave Cobb (un famoso manager con base en Nashville) y consta de diez temas. Destacar que uno de los fundadores de los Black Crowes, Rich Robinson, colabora con el grupo en Frongman uno de los temas estrella del elepé.

Centrándonos en el álbum, abren con “On The River, que tiene toda la pinta de convertirse en un hit de esos que no se olvidan: puro sonido sur nativo americano. Continúan con Mud que da nombre al disco, donde muestran un blues rock pantanoso con pesados riffs de guitarra. Lightning Bugs and Raines otra gran canción con un pegajoso riff de inicio que no deja con indiferencia al respetable. Al margen de esto, señalar el excelente trabajo que hace el guitarra rítmico John Jeffers en todo el disco.

Continúan con Deep Down in the South”, un potente blues rock tejano en toda regla. Stonees una balada extremadamente preciosista que se sitúa como otro de los hits del LP, con un riff de guitarra final para sentarse, escuchar y aplaudir. Trailer We Call Home es una balada folkie con bellos arpegios que completa un disco redondo. En Hank y Some Of Your Love nos brindan blues rock con una excelente combinación de instrumentos y coros femeninos. Finaliza el álbum con Good Ole Days, todo un hit country de cantina, saloon o bar del desierto.

Mud ha sido uno de los discos mas aclamados de 2016, y procede del lugar en dónde se inventó el rock and roll.

Blackberry Smoke – The Whippoorwill (Southern Ground Records 2012)

El rock sureño o «southern rock» es un género emblemático. Siempre se ha caracterizado por poseer un estilo único e inconfundible. De él han nacido agrupaciones legendarias como los Allman Brothers, Lynyrd Skynyrd, la Marshall Tucker Band o The Outlaws, entre otras.

Blackberry Smoke son los nuevos exponentes del género, una excelente banda originaria de Atlanta (Georgia), que combina el sonido southern con un genuino country rock que no te deja indiferente. Si hay algo por lo que se reconocen al instante es por la peculiar voz de su cantante, Charlie Starr. Formados en el año 2000, «Blackberry Smoke» está compuesta por: Charlie Starr (voz y guitarra); Richard Turner (Bajo); Brit Turner (batería); Paul Jackson (guitarra) y Brandon Still (teclados).

Blackberry Smoke es una banda de carretera: un quinteto que recorre miles de kilómetros por Estados Unidos y el extranjero, y que explora estilos como el rock, swing, el country o el blues rock. No hay saloon, pub o bar que no incluyan en sus giras. Pisan todo tipo de escenarios y eso es algo que el público siempre agradece. Con el grupo han colaborado artistas de la talla de Gregg Allman, uno de los pilares del rock sureño y miembro fundador de los Allman Brothers Band. Gregg Allman nos dejó un 27 de Mayo de 2017, pero su legado ha sido magistral. Al margen de esto, también colaboró con el grupo en la canción «Free on the Wing«, del álbum “Like An Arrow”.

Centrándonos en el álbum, tercero en su discografía, The Whippoorwillfue distribuido por el sello Southern Ground Records en 2012 e incluye 13 pistas. A mi juicio, es un disco repleto de hits. Merece especial atención la balada acústica <<One Horse Town>>, con un riff de guitarra sencillo, pero muy pegadizo. La estarás tarareando una y otra vez. Esta canción, uno de los himnos de los Blackberry Smoke, fue interpretada por el grupo en las <<Backyard Sessions>>, en dónde la guitarra acústica Taylor de Charlie Starr suena de lujo. «Six Ways to Sunday» o «Pretty Little Lie» hacen honor al más puro estilo southern, con unos adictivos teclados.

Otros temas que recomiendo son: «The Whippoorwill», que da nombre al disco, «Sleeping Dogs«, en el que muestran su esencia sureña, y “Up The Road”, donde se marcan un solo de guitarra similar al “Free Bird” de los Lynyrd Skynyrd. Creemos que rinden los honores a tan laureada formación.

«Ain’t Much Left of Me» es un clásico en su repertorio que se incluyó en la banda sonora de la serie motera por excelencia “ Sons Of Anarchy” / Hijos de la Anarquía; concretamente, en el capítulo 5×08. Blackberry Smoke es una banda honesta: rock americano auténtico, genuino y con denominación de origen.