Elliott Murphy – Alive In París

Una noche memorable, se vivió en el teatro “Mairie du 6éme” de París, aquel septiembre de 2008, gracias a un excepcional espectáculo musical, que tuvo como protagonistas principales al eterno fugitivo de las multinacionales Elliott Murphy, y a su incombustible banda The Normandy All Stars & Olivier Durand.

Originario de Long Island (Nueva York), Elliott Murphy, es un enigmático poeta del rock que vive del directo, su hábitat natural, posee una trayectoria consolidada, y refleja en todos y cada uno de sus conciertos que la música tiene que ser vista como arte y cultura, y que no debería de estar controlada por las grandes discográficas, a las que poco les importa la calidad de los álbumes.

Desató toda su ira, presentando este colosal “Alive In París”, junto a su inseparable formación “The Normandy All Stars”, y que acompañados de un mago de la guitarra llamado Olivier Durand, obtuvieron como resultado una poderosa obra de rock and roll en su estado más puro.

De inolvidables temas, rebosa este “Alive In París”, como el legendario “Last of the rock stars”, incluido en su primer trabajo de 1973, “Aquashow”, apoteósico “A Touch Of Kindness”, en el que Olivier Durand realiza unos “solos” espectaculares, quitándole un electrizante sonido a su guitarra acústica, el magistral “And General Robert E. Lee”, la acertadísima versión del “L.A. Woman”, de The Doors, es simplemente genial, los pegadizos estribillos de “Canaries in The Mind”, la emotiva balada “Pneumonia Alley”, o el vibrante “Green River”.

Para finalizar, un impresionante “Diamonds By The Yard”… ¡Thank You, Very Much!… así se despedía del público, esta semidesconocida e insólita estrella del infinito universo del rock and roll, brillando con luz propia y emitiendo un poderoso resplandor.  Considerado uno de los más cultos e inteligentes compositores del rock, nos dejó este “Alive In París”, para la posteridad. Además de su faceta como músico, Elliott Murphy es un reconocido periodista, escritor y en ocasiones actor, que interpretó un pequeño papel en la película “Roma” de Federico Fellini.

Para nuestro humilde blog, este excelente artista es muy especial, quizás sea, por que en el eslogan de este disco, incluye la leyenda… “rock and roll is my addiction & literature my religion” (el rock and roll es mi adicción, y la literatura mi religión).

Blog Registrado en:

http://www.boosterblog.es

¿Porqué no me gustan Los Beatles?

Respeto profundamente a John Lennon y George Harrison, bajo mi punto de vista y desde mi humilde opinión, creo que de no haber fallecido el blues sería su camino. Lennon llenó la historia del rock con su emotivo “Imagine”, anteriormente nos deleitó en 1968 con la fantástica formación “The Dirty Mac”  junto a Eric ClaptonKeith Richards y  Mitch Mitchell en el show de los Stones “Rock And Roll Circus”.  

George Harrison nos regaló obras íntimas como “All Things Must Pass”, o el directo “Concert for Bangla Desh”, en el que actuaron legendarios músicos como Clapton o Dylan entre otros.

Las siguientes líneas que voy a escribir, no le van a gustar a mucha gente, aunque acepto todo tipo de críticas y pido disculpas de antemano si no tengo razón en muchas cosas de las que voy a decir, pero es como lo siento.

Para mí, los Beatles como conjunto suenan a pop. Un pop demasiado comercial, no tienen profundidad musical en su manera de tocar. No me considero un experto, ni muchos menos un crítico, pero digo las cosas como a mí me parecen al escuchar un disco.

 No voy a entrar en comparaciones (que resultan odiosas) pero realizando una sencilla prueba de sonido:

Bob Dylan At Budokan y Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

Bob Dylan “Highway 61 revisited” y “Yellow Submarine”.

Desde mi perspectiva hay grandes diferencias.

El Futuro del Rock

En la sociedad de hoy en día, sin tratar de expresar nostalgia y desde mi humilde opinión, el panorama rock ha cambiado muchísimo. En estos momentos, y a mi manera de entender la música, el rock ya no es lo que era, ya no se cuidan las letras de las canciones, se da prioridad a la imagen,  que es un fiel reflejo de la sociedad en la que vivimos,  y cada vez es mucho más difícil que una banda de rock joven, de el salto a la fama, en parte, por culpa de las productoras, ya que para estas es mucho mejor vender la imagen del artista en cuestión y todo el merchandising que este genera a su alrededor aunque la calidad de sus discos sea más bien pobre.

Maquíllese, realice un par de saltos, déjese una gran melena, componga un estribillo pegadizo… y trabajo terminado ¡El disco del año! Creo que deberían mirarse a sí mismos y hacer una ligera reflexión. Porque la esencia de la música es el mensaje. Estos detalles me entristecen profundamente, porque creo que esto perjudica a la música y a quien quiera que sea el artista y/o músico llámese cómo se llame. Algunos de los grupos y cantantes de la actualidad, deberían de hacer una gran reflexión sobre que es lo que quieren transmitir a la gente. Ya que lo importante es el mensaje, porque la música es cultura y la cultura contiene mensaje.

Me parece indignante cómo hoy en día se puede hacer un programa de televisión, en el cual se reúne a una serie de chicos, se les forma en un par de meses, se les ofrezcan unas giras millonarias al terminar el concurso, para que, solamente y recalco solamente, vivan la gloria del momento. ¿Y después qué? Lo importante es que la gente envíe SMS mientras ven lo que ellos llaman “reality shows” o “la gala de esta noche”, y por supuesto la productora y la televisión hagan su particular agosto a su cuenta. El resto, poco les importa. Demasiado cruel y frustrante.

Esto, lo considero una falta de respeto hacia la música, hacia los artistas y a su entorno en general. Hace unos días, recostado en mi salón, haciendo zapping, me he fijado en unas declaraciones que había hecho una concursante de este tipo de “realitys” en la que expresaba el siguiente comentario: “Aquí se nos da una oportunidad, y ahí fuera, hay mucha gente que dice “esos no son artistas”, y como para todo en la vida, hay que tener un padrino, por eso vine a este programa”.

Bajo mi punto de vista, casi todos los solistas, y/o bandas que han salido adelante ha sido gracias a su propio talento, a saber componer, a saber tocar, a base de disgustos, a base de que no salgan los acordes ,y a base de tocar en pubs y garitos. Casi todos los grandes músicos se han mirado en otros… ¿Y vosotros, en quien os miráis?. Creo que ni ellos mismos lo saben y ahí radica el problema.

Y con este artículo, (espero que no se entienda mal), no quiero despreciar a en absoluto a ningún estilo musical, ya que desde mi perspectiva solo podemos diferenciar entre dos tipos de música: la que te gusta y la que no.

The Allman Brothers Band – At Fillmore East

Inauguramos este blog con un disco en letras mayúsculas “The Allman Brothers Band At Fillmore East”, publicado en 1971, década gloriosa del rock and roll y con una grabación excelente. Un directo que atrapa a la primera, considerado el mejor de la época y un referente atemporal.

Los legendarios Allman Brothers venían de editar dos álbumes de estudio con un sonido tremendo y arrollador, en estado de gracia. Esta obra de arte musical rebosa de una calidad inigualable de principio a fin, con blues, rock y jams antológicas, con grandes punteos del maestro de la “Slide Guitar”, Duane Allman, que acompañado por su espectacular banda, formada por los virtuosos Gregg, Dickey, Berry Buch, y Jaimoe, obtuvieron como resultado un álbum eterno en la historia del rock.

Comenzábamos en la cara A con “Statesboro blues” compuesta por Will Mctell, un bluesman del delta que influyó totalmente a Duane Allman en el uso de la “Slide”, a continuación, “Done Somebody Wrong”, perteneciente a Elmore James, tema más bien corto, entrelazándose las guitarras, para pasar a una magnífica versión del memorable “Stormy Monday” de T-Bone Walker, ofreciéndonos una interpretación magistral de un clásico del blues.  Todos ellos… sin palabras…

La cara B, incluía solamente “You don´t love me”, fantásticos sus diecinueve minutos. A mitad de tema, inicia una poderosa jam en donde la banda nos expone su enorme potencial. Increíble…

“Hot lanta” una enérgica interpretación que abre la cara C para dar paso a una de las más bellas y excitantes canciones de los Allman Brothers, y que lleva el sello de Dickey Betts, con punteos inolvidables e impecables teclados de Gregg, con algo más de doce minutos de duración. Soberbia.

Desde nuestro punto de vista, esta obra no se podría entender sin Duane Allman, apoteósico guitarrista y co-fundador del grupo, que falleció unos meses después, en un desafortunado accidente a lomos de una Harley. Un guitarrista especial (ya hablaremos en sucesivas ocasiones de él como músico de sesión) que siendo tan joven, parecía que llevaba tocando toda una vida.

Y para finalizar, el tremendo “Whipping Post”, de Gregg Allman, rotundo y poderoso en todos los aspectos (del que años más tarde, el mismísimo Frank Zappa, realizaba una acertada versión). Con algo más de veinte minutos de duración en este “Whipping Post”, la formación, ejecuta todo su poderío en directo, dando muestras de que pese a su juventud, eran unos músicos de gran calibre, y nos regalaron este álbum en un lugar tan especial para el rock como era el Fillmore East de Nueva York, todo esto, en medio de una atmósfera increíble.

Hoy en día aún es considerado el mejor “Live” de todos los tiempos.

 Estelar.