Crosby, Stills, Nash & Young – Déjà Vu (Atlantic 1970)

Crosby, Stills, Nash & Young - Déjà Vu (2)Nunca ha habido un disco como este y nunca más lo habrá. Una vez más, la historia se repite y como el propio título del álbum indica, los reyes del folk rock Crosby, Stills, Nash & Young volvieron a escribir uno de los episodios más célebres y emblemáticos del universo del rock.

 Con “Déjà Vu”, los CSNY alcanzan rápidamente el número 1 en las listas de éxitos de la época y de paso, nos dejaron un documento esencial para comprender lo que significó el movimiento musical hippy de la Costa Oeste de los Estados Unidos.

 En cierto modo, podemos considerar a este Long Play como el debut oficial del cuarteto estadounidense, ya que en sus inicios sólo eran tres (Crosby, Stills y Nash) los componentes del grupo. Y para la realización de este disco, tuvieron la maravillosa idea de invitar a un inolvidable cuarto miembro, un canadiense llamado Neil Young, que les aportó todo su virtuosismo musical e hizo que “Déjà Vu” se cubriera  todavía más de gloria. Finalmente, la banda quedaría para los anales de la historia bajo el nombre de “Crosby, Stills, Nash & Young”.

 Centrándonos en el álbum, segundo de su discografía, fue publicado en 1970 por el sello Atlantic Records e incluye 10 pistas. Producido por los propios CSNY, se grabó en 1969 en los “Wally Heider’s Studio C”, de San Francisco y en los “Wally Heider’s Studio III”, de Los Ángeles.

 Crosby, Stills, Nash & Young - Déjà Vu 1970Como ya es costumbre haremos una mención especial a los integrantes de CSNY, que hicieron posible esta obra: David Crosby (voz y guitarra), Stephen Stills (voz, guitarra, teclados y bajo) Graham Nash (voz, teclado y guitarra) Neil Young  (voz, guitarra, armónica).

 Como todo gran disco que se precie, no pudo faltar la colaboración estelar de músicos como el líder de Grateful Dead, Jerry Garcia (guitarra pedal steel), Greg Reeves (bajo),  John Sebastian (armónica) y el baterista Dallas Taylor, que muy poco tiempo después acompañaría a Stephen Stills en su proyecto “Manassas” de 1972.

 Abre el álbum con el clásico “Carry On” de Stephen Stills, canción impregnada de bellas armonías vocales y que se situó como todo un hit, que quedaría marcado a fuego en la memoria colectiva del rock. Quizás, nos falten adjetivos para describir a “Teach Your Children”, un tema extremadamente preciosista de Graham Nash y con el protagonismo del pedal steel de Jerry Garcia.

 Crosby, Stills, Nash & YoungOtras pistas magníficas son “Almost Cut My Hair”, que según cuenta la leyenda, fue escrita por David Crosby la misma noche que asesinaron a Robert Kennedy, fiscal general de los EE.UU.  Sencillamente genial, la balada acústica “Helpless” de Neil Young, siempre respaldado por la magistral guitarra de Stills y una fantástica versión denominada “Woodstock”, tema perteneciente a la cantante Joni Mitchell, toda una oda al hippysmo que lo compuso como dedicatoria al tan aclamado festival.

 Seguidamente, nos encontraremos con “Déjà Vu”, pista que da título al álbum y arropada por la excelente armónica de John Sebastian. Como no podía ser de otra manera, Graham Nash toma el mando en “Our House” para pasar a un simple pero grandioso “4 + 20”, muy estética su guitarra, junto a una perfecta sincronización vocal.

 Para finalizar, ya con un poco más de ritmo electrizante y a toda velocidad, se presenta “Everybody I Love You”, que pone el cierre a un disco absolutamente legendario.

 Y así concluye esta grandiosa aventura sonora llena de luz, cortesía de aquellos que a través de sus pensamientos de libertad y su genuina música, fueron capaces de obsequiarnos con este vendaval de sentimientos al que bautizaron como “Déjà Vu”.

The Allman Brothers Band – Wipe The Windows, Check The Oil, Dollar Gas (Capricorn 1976)

Allman Brothers (Wipe The Windows Check The Oil Dollar-Gas)Presentando a dos nuevos integrantes, Lamarr Williams (bajo) y Chuck Leavell (piano) en sustitución de los  fallecidos Duane Allman y Berry Oakley, los legendarios Allman Brothers obsequiaban a la comunidad musical con este excelente “Wipe The Windows, Check The Oil, Dollar Gas”, que hace los honores al rock sureño.

 Es muy posible, que para los analistas simplemente significara un disco más de los Allman Brothers, pero lo cierto, es que aún se podía sentir la absoluta complicidad musical entre sus componentes en todas y cada una de sus canciones. Y todo ello, después de sufrir las terribles pérdidas del héroe de la guitarra Duane Allman (1971) y el bajista Berry Oakley (1972). Al margen de esto, también de algún modo utilizaron este disco para despedirse de su público, dando por finalizada una primera etapa.

 Centrándonos en el doble álbum en directo, fue publicado en 1976 por el sello Capricorn Records y consta de 11 temas. Producido por los propios Allman Brothers, el LP recoge varias actuaciones en vivo realizadas en las ciudades de Nueva Orleans (1972), San Francisco (1973), Nueva York, Bakersfield y Oakland (1975).

 Allman Brothers 1976Como ya es costumbre, haremos una mención especial a los miembros de los Allman Brothers, que hicieron posible esta obra: Gregg Allman (guitarra, voz y órgano), Richard “Dickey” Betts (guitarra y voz), Chuck Leavell (piano y voz), Lamarr Williams (bajo), Jay Johanny Johanson y Butch Trucks (baterías).

 Abre el álbum con la introducción del mítico Bill Graham (propietario del auditorio Fillmore East de Nueva York) y a continuación, un magnífico “Wasted Words”, para ir calentando motores. Seguidamente nos encontraremos con “Southbound”, con un guitarreo incesante a cargo de Gregg Allman. Uno de los momentos álgidos llegará con el “Ramblin’Man”, clásico entre clásicos de los Allman Brothers y un aclamado hit del 73 invadido de aires sureños.

 Otros espléndidos cortes impregnados de southern rock son el espectacular “In Memory of Elizabeth Reed”, infinitos sus 17 minutos de duración y en dónde los Allman Brothers nos demuestran porqué son los reyes de la improvisación.

 Allman Brothers 1976 IILa grandeza del “Don’t Want You No More”, sigue siendo palpable a lo largo de sus 2.47 minutos y en dónde rememoran una vez más, su extraordinario debut allá por 1969, con su  disco homónimo. Y para finalizar un estelar “Jessica”, apoteósica y pegadiza canción instrumental, que pone la guinda a este álbum en vivo.

 Destacaremos la peculiar portada del LP, que fue un trabajo del pintor estadounidense Jim Evans. El curioso nombre que da título al disco “Wipe The Windows, Check The Oil, Dollar Gas”, proviene de la canción “Too Much Monkey Business” de Chuck Berry.

 Y así concluye este Long Play, cortesía de la banda precursora del rock sureño. Cuando este álbum salió a la luz pública, no captó la atención necesaria por parte de la crítica. Quizás, debido a que las comparaciones resultan odiosas y todo el mundo rememoraba su antológico, estelar y monumental “At The Fillmore East” de 1971. Para muchos, el mejor ¡Live! de todos los tiempos.

Traffic – Welcome To The Canteen (Island 1971)

Traffic - Welcome To The CanteenIncontables, han sido las diferencias internas y constantes idas y venidas de los miembros fundadores de la banda británica Traffic. Poco tiempo después de editar lo que sería su cuarto y exitoso álbum llamado “John Barleycorn Must Die”, se reorganizan en 1971 para ofrecer una serie de conciertos con todos sus integrantes originales e incorporando a tres nuevos componentes.

En 1968,  Dave Mason es expulsado de Traffic, ya que su gran poder como compositor provoca muchas discrepancias en el seno de la formación y especialmente con Stevie Winwood y Jim Capaldi. Llegados a este punto, Dave Mason inicia su carrera en solitario, involucrándose en proyectos musicales para amigos personales como Jimi Hendrix o los Rolling Stones

Aunque los Traffic continúan sin Dave Mason, posteriormente anuncian su disolución definitiva cuando  Winwood crea junto con Eric Clapton la mítica agrupación Blind-Faith en 1969.

Pero como ya hemos mencionado anteriormente, Winwood reorganiza Traffic en 1970 y con su vuelta, obtienen un gran éxito con el álbum “John Baeleycorn Must Day”. Una y otra vez, nos dan muestras de la creatividad que poseen Winwood, Jim Capaldi y Chris Wood, aunque sin desmerecer en lo que musicalmente se refiere  al resto de la banda, que realizaron una labor multi-instrumentalista absolutamente brillante.

IIEn Mayo de 1971,  deciden expandirse y le dan una oportunidad a Jim Gordon, baterista de los Derek & The Dominos, para que tocase con ellos. Esta situación, produce un desplazamiento de Jim Capaldi hacia un nuevo énfasis como emergente vocalista y con la novedosa incorporación del bajista Rick Grech  y el percusionista Ghanés “Rebop” Kwku Baah, la banda seduce con una flamante y contundente sección rítmica, que deriva en la relajación musical de Winwood y Capaldi.

Todo esto, unido al regreso de Dave Mason, deja la banda constituida por Stevie Winwood  (voz, órgano, piano y guitarra), Rick Grech (bajo), Dave Mason (voz, guitarra solista, guitarra acústica), Jim Gordon (batería), Jim Capaldi (voz, percusión y pandereta), Chris Wood (saxo, flauta, piano eléctrico, órgano) y al africano Rebop a las congas, timbales y bongos.

Centrándonos en el álbum, fue producido por el sello discográfico Island Records, que observó con gran habilidad el significado y magnitud de tan apoteósica reunión. Contaron con la colaboración del ingeniero de sonido Brian Humphries y fue grabado en directo en dos shows. El primero, tuvo lugar en julio de 1971 en el centro cultural “Fairfield Hall” de Croydon, ubicación habitual para las grabaciones de la BBC. La segunda parte es un concierto denominado  “Oz Benefit Concert”. Las dos actuaciones, fueron en la ciudad en Londres.

Traffic Band 1971El disco contiene solamente seis temas, cuidadosamente seleccionados por el grupo y procedentes de sus álbumes anteriores, entre los que se encuentran “Medicated Good”, las composiciones individuales de Dave Mason “Sad And Deep As You”, (delicioso tema acústico) y “Shouldn´t Have Took More Than You Gave”, de incesante ritmo guitarrero.

Seguidamente, llegarán baladas de excelente factura y canciones fundamentales como  “40,000 Headmen”, los infinitos diez minutos de duración del clásico “Dear Mr. Fantasy” y para finalizar,  una magistral jam del inmortal “Gimme Some Lovin´”.

Aunque esta  antológica reunión duró solamente seis conciertos y tuvo críticas más bien duras, puso de manifiesto el virtuosismo de la banda, con todos sus músicos en estado de gracia, dejándonos para la historia una cierta incertidumbre de lo que pudo haber pasado, si  estos legendarios músicos y esta agrupación tuvieran continuidad.

Como curiosidad, reseñaremos que en la portada del disco, no se menciona la palabra “Traffic”. Pero sí en cambio su conocido emblema en la parte posterior, figurando los nombres de todos los integrantes, sin ningún ánimo de protagonismo y siendo este el nombre del grupo en un primer momento, aunque más tarde salió como Traffic”.

¡¡¡¡ Bienvenidos a la taberna del rock….!!!

Delaney & Bonnie & Friends – On Tour with Eric Clapton (ATCO 1970)

Delaney & Bonnie & Friends (On Tour With Eric Clapton)Después de un breve noviazgo y unidos también como dúo musical, Delaney Bramlett y Bonnie Lyn deciden contraer matrimonio por un ya lejano 1967. Pero ni por un solo instante, se podían imaginar la aventura sonora tan fascinante en la que se verían sumergidos pocos años después.

Delaney Bramlett  nace en 1939 en el estado de Mississippi, posteriormente ingresa en la Marina Americana y una vez licenciado se traslada a Los Ángeles, dónde comienza su periplo musical formando parte del dúo “The Shindogs”,  adquiriendo cierta relevancia en los años sesenta.

Y es en 1967 cuando conoce a Bonnie, una bella mujer con voz maravillosa que venía de formar parte de las “Ikettes” de Ike and Tina Turner, que había cantado con Fontella Bass y también había colaborado con el mítico Albert King.

Después de su rápido noviazgo y de su boda, la pareja comienza a tocar, grabando para un sello independiente sin apenas repercusión. En 1968, logran fichar por la Stax Records, una sello de reciente creación especializado en soul y rythm & blues y siempre respaldados por los Booker T & The MG´S.

Con un poder de atracción inusual, Delaney y Bonnie forman una legendaria “banda de amigos” llamada simplemente “Friends”, que llegó a contar con algunos de los mejores músicos de la historia, entre los que se encontraban artistas como  Leon Russell, Duane Allman, Rita Coolidge, Jim Gordon, Bobby Whitlock, Jim Price, Carl Raddle o Bobby Keys, con los que grabaron el antológico álbum “The Original Delaney & Bonnie” de 1969.

Delaney And BonniePero el clímax de esta estupenda reunión, se vio incrementada nada más y nada menos que con Eric Clapton, Dave Mason y George Harrison. Harrison era un ferviente admirador del dúo y enseguida le propuso que fueran los teloneros de Blind Faith, grupo en el que militaba por aquel entonces Eric Clapton, originando así una admiración recíproca, que sería la consecuencia del disco en el que nos centraremos.

“Delaney & Bonnie & Friends On Tour With Eric Clapton” fue grabado durante la gira que ofrecieron por Inglaterra, el 7 de diciembre de 1969, saliendo publicado oficialmente en junio de 1970 por el sello ATCO, subsidiario de la Atlantic Records.

Producido por Jimmy Miller y el propio Delaney Bramlett, es de justicia mencionar el equipo que completa esta súper banda formada por Delaney y Bonnie (guitarra rítmica y voces), Eric Clapton (guitarra solista), Dave Mason (guitarra), Carl Radle (bajo), Jim Gordon (batería), B. Whitlock (órgano), Jim Price (trompeta y trombón), Bobby Keys (saxo), Tex Johnson (conga y bongos) y Rita Coolidge acompañando las voces.

Con ocho magníficos temas, el álbum abre con “Things Get Better”, pista con reminiscencias del más puro estilo soul, dónde se pueden admirar las buenas armonías vocales de esta pareja, con un Eric Clapton soberbio a la guitarra. A continuación, dos composiciones estelares de cosecha propia: “Poor Elijah-Tribute To Johnson”, la primera con toques góspel y entremezclándose con la segunda a un ritmo más movido.

Delaney & Bonnie & FriendsLa banda realiza una excelente versión del aclamado hit compuesto por Dave Mason “Only You Know And I Know” y siguen con “I Don´t Want To Discuss It”, dónde Mr. Clapton realiza un solo de guitarra magistral.

El Long Play cuenta también con incursiones en el blues como “That´t What My  Man Is For”, aires de rock sureño “Where There´s A Will, There´s A Way” o  el espléndido “Coming Home”  tema central del LP, al más puro estilo Delaney & Bonnie.

 Y para finalizar, “Little Richard Medley”, que como el propio nombre indica, es un pequeño homenaje a Little Richard y al rock and roll,  con cuatro temas consecutivos, empezando con “Tutti Frutti, enlazan con “The Girl Can´t Help It” y “Long Tall Sally” y concluyen con “Jenny Jenny”. 

Delaney & BonnieLa divertida portada del álbum en el que se pueden ver unos pies colgando hacia el exterior de la ventanilla de un estupendo Rolls-Royce Silver Cloud en el medio del desierto, fue obra del gran fotógrafo Barry Feinstein. Como curiosidad, los agradecimientos de la realización del disco fueron para el dueño de la Atlantic, Ahmet  Ertegun y para un tal “Mysterioso”, que creemos y tenemos nuestras sospechas  de que se trata de George Harrison.

El magnetismo de esta pareja, tanto en el plano musical como el personal, hizo que grandes estrellas del rock como Eric Clapton , George Harrison  o Dave Mason, protagonizaran junto a ellos una de las giras más apoteósicas de 1970, dejándonos para la posteridad este soplo de aire fresco y uno de sus álbumes más reconocidos.

Blodwyn Pig – Ahead Rings Out (Island 1969)

Blodwyn Pig (Ahead Rings Out)Tras abandonar las filas de los legendarios Jethro Tull en 1969, debido a los distintos puntos de vista musicales con Ian Anderson, el magnífico guitarrista Mick Abrahams fundó una nueva banda a la que bautizó como “Blodwyn Pig”.

 Originarios del Reino Unido, los Blodwyn Pig obtuvieron una gran popularidad en la escena musical del momento, gracias a este álbum de debut al que denominaron “Ahead Rings Out”. Haciendo gala de un espectacular blues rock con cierta tendencia jazzística, alcanzaron un notorio lugar en las listas de éxitos de la época.

 Pero si hay un músico imprescindible en el característico sonido de esta formación, se llama Jack Lancaster. Co-fundador del grupo junto con Mick Abrahams, Lancaster logró consolidarse como un virtuoso saxofonista, flautista y violinista, que ha colaborado con músicos de la talla de Gary Moore, Brian Eno o Vangelis.

Blodwyn Pig BandCentrándonos en el álbum, fue publicado en  agosto de 1969 por el sello Island Records e incluye 9 pistas. Grabado en los “Morgan Studios” de Willesden (Inglaterra), contó con la producción de Andy Johns, un ingeniero de sonido británico que trabajó con bandas del nivel de Humble Pie o Free. En 2006, sale a la luz una nueva redición remasterizada por la casa discográfica EMI, en la que se añaden 7 pistas adicionales.

Como ya es costumbre, haremos una mención especial a los integrantes de Blodwyin Pig, que hicieron posible este “Ahead Rings Out”: Mick Abrahams (guitarra y voz),  Andy Pyle (bajo), Jack Lancaster (violín, flauta y saxo) y Ron Berg (batería).

 Abre el Long Play con “It’s Only Love”, frenética canción con un fantástico saxofón de Lancaster a la que arropa la peculiar voz de Abrahams. Seguidamente, nos encontraremos con un  relajante “Dear Jill”, para pasar al aclamado hit Sing Me a Song That I Know”, que ya nos va preparando para el resto del disco. En todo su esplendor, sentiremos a Jack Lancaster en The Modern Alchemist” (el alquimista moderno), uno de los puntos álgidos del LP, impregnado de aires jazzísticos.

Blodwyn Pig Band II

Otra de las pistas destacadas son el “Leave it With Me” (sobresaliente la flauta de Jack Lancaster), o el “Ain’t Ya Coming’ Home, Babe?, que cierra el disco.

 Para el recuerdo quedará su divertida portada, en la que podemos visualizar un cerdo con auriculares, gafas de sol y un cigarrillo, es obra del fotógrafo Brian Ward. En 1970 y para dar continuación a este disco, editaban el que sería su segundo y último álbum llamado “Getting To This”. Sin duda tuvieron una corta, pero intensa carrera repleta de calidad musical.

 Durante esta etapa, Mick Abrahams decidió irse de la banda y los Blodwyn Pig anunciaban su disolución definitiva. Los demás miembros de la formación, intentaron seguir con el proyecto, pero los fans echaban en falta la magistral, espléndida y genial guitarra de un músico con letras mayúsculas que responde al nombre de Mick Abrahams.

The Faces – First Step (Warner 1970)

FacesSurgidos en Inglaterra en noviembre de 1969 y para dar continuidad a los Small Faces, los rebautizados simplemente como “The Faces”, se forman básicamente con los integrantes más destacados de dos bandas transcendentales de la historia del rock británico, los Small Faces y The Jeff Beck Group.

De los Small Faces, con su sonido más bien de orientación mod y psicodélica, provienen el mítico bajista Ronnie Lane, el baterista Kenny Jones y el tecladista Ian McLagan, dejando a la otra parte del grupo seguir su propio camino, como el caso del gran Steve Marriot que finalmente recaló en las filas de los Humble Pie.

Y de la Jeff Beck Group, una vez disuelta en el verano de 1969, ya con un sonido más duro y con incursiones en el blues, proceden Rod Stewart, extraordinario vocalista de voz áspera y extraña, junto al guitarrista Ron Wood.

Esta virtuosa formación comienza en 1970 una carrera de éxitos mayúscula, a la par que Rod Stewart inicia varias grabaciones en solitario, originando una curiosa dualidad que en determinados momentos provocó ciertos  problemas internos en el seno de la banda.

Faces BandCentrándonos en el álbum, se grabó en los “De Lane Lea Recording Studios” de Londres  el 21 de Marzo de 1970 para la Warner  y fue producido por los propios Faces en un tiempo récord. En apenas cuatro meses, realizaron un espléndido trabajo,  aunque recibiendo duras críticas por parte de los analistas. Hoy en día, “First Step” se ha convertido en un disco de culto para los amantes del rock y que mejora  con el tiempo, como los buenos vinos.

Como ya hemos mencionado antes, la banda quedó conformada para este LP con Rod Stewart (voz y banjo), Kenny Jones (batería), Ronnie Lane (bajo y guitarra acústica), Ron Wood (guitarras, armónica) y Ian McLagan (órgano y piano).

Sin tiempo para realizar las composiciones, estos geniales músicos fueron capaces de atreverse con todo, demostrándonos una enorme madurez musical. Nos obsequiaron con diez auténticas perlas, llegando a versionar al mismísimo Bob Dylan en el tema “Wicked Messenger” que abre el disco. La personalísima voz de Rod Stewart se puede apreciar en bellas canciones como “Devotion”, la tristeza que impregna en “Nobody Knows” o en “Flying”, uno de los temas estelares del álbum, propiedad de John Baldry y arropado por una banda magistral.

FacesLa versatilidad de los Faces se pone de manifiesto en pistas como la folky “Stone”, los instrumentales “Pineapple And Monkey” o el “Looking Out The Windows”, con un Rod Wood absolutamente espléndido a la guitarra. Para finalizar el álbum, nos deleitan con “Three Button Hand Me Down”, que define a la perfección el sonido de los Faces.  

Para la posteridad quedará su divertida portada, tomada por el fotógrafo Martin Cook. En ella, podemos visualizar a todos los miembros de los Faces sentados, irónicamente sobresale en el centro de la imagen Ron Wood, que lee una revista de la época llamada First Step, para iniciados en el instrumento de las seis cuerdas, en la que se puede leer debajo de su título “cómo tocar la guitarra”, acompañados de Mickey Mouse con su pulgar levantado.

Así concluye esta obra y The Faces daban su “primer paso” hacia la gloria. En ese mismo año, se embarcaron en una gira por los Estados Unidos, dónde siguieron llamándoles “Small Faces”, (insertando el nombre en los discos originales americanos), y se lograron consolidar como una de las  grandes formaciones que ha dado el rock, rivalizando incluso, con los todopoderosos The Rolling Stones.

Jefferson Airplane – Volunteers (RCA Records 1969)

Jefferson Airplane (Volunteers)Todo sucedió durante el ocaso de la era de las flores y el hippismo, en un tiempo en que la música estaba a la vanguardia de los movimientos de protesta. Quiero creer, que encarnaron a la perfección un  inmortal espíritu de amistad y cooperación que constituyó el símbolo de toda una generación contra la guerra.

 Y así es “Volunteers”, todo un disco de culto impregnado de un fuerte sentimiento antibelicista con la guerra del Vietnam como trasfondo, cortesía de los estadounidenses Jefferson Airplane. A nuestro juicio, este álbum es la adecuada conclusión a una época de protestas, de paz y amor. Una época difícil y políticamente cargada, cuando la gente todavía cree en el poder de la música para cambiar el mundo.  Poseedor de unas letras reivindicativas, “Volunteers” se situó como un emblema de lucha y desaprobación no sólo contra los conflictos bélicos, sino también en el aspecto político- social.

 Originarios de San Francisco (California), los Jefferson Airplane se constituyen como banda en 1965, siendo fundados por el vocalista Marty Balin, que conoció al guitarrista Paul Kantner en los locales de ambiente musical de la ciudad San Francisco. Su formación inicial estuvo compuesta por Marty Balin y Signe Anderson (voz), Jorma Kaukonen y Paul Kantner (guitarras), Jack Casady (bajo) y Skip Spence (batería).  En 1966, Signe Anderson abandona el grupo y es reemplazado por la cantante femenina Grace Slick, de potente voz y belleza exuberante.

Grace SlickRápidamente, se consolidan como una de las bandas más representativas del movimiento contracultural y psicodélico de la costa oeste americana en la década de los sesenta. Obtuvieron un gran éxito, con su Long Play de 1967 “Surrealistic Pillow” y sus memorables actuaciones en el Monterey Pop Festival de 1967 y Woodstock’69.

 Centrándonos en el al álbum, sexto de su discografía, fue publicado en 1969 por el sello RCA Records e incluye 10 pistas. Grabado en los Wally Heider Studios” de San Francisco, contó con la producción de Al Schmitt, un famoso ingeniero de sonido que ha trabajado para artistas de la talla de Neil Young o Ray Charles. En 2004, sale a la luz una nueva redición de Volunteers  en la que se añade diverso material extra y 5 pistas adicionales en directo. Entre ellas, podemos encontrar su clásico tema “Somebody To Love” de su LP “Surrealistic Pillow” de 1967.

 Como ya es costumbre, haremos una mención especial a los integrantes de Jefferson Airplane que hicieron posible esta obra: Grace Slick (voz y piano), Marty Balin (voz y percusión), Paul Kantner, Jorma Kaukonen (guitarras y voz), Jack Casady (bajo) y Spencer Dryden (batería). Y por supuesto, destacaremos al histórico personal adicional que colaboró en este disco, como el gran pianista Nicky Hopkins, los componentes de CSNY David Crosby y Stephen Stills o Jerry García de Grateful Dead entre otros.

 Jefferson AirplaneAbre el disco con  “We Can Be Together”, magnífico riff de guitarra y polémico tema escrito por Paul Kantner, ya que contenía la frase  <<Up against the wall, motherfucker>> (contra la pared, hijos de puta). El sello discográfico RCA mostró su descontento por este tema, pero finalmente Jefferson Airplane logró que se publicara.

 Otras joyas que se posicionan como las mejores pistas del disco son “A Song for All the Seasons” toda una bella balada de cierto aire country, el corte tradicional “Good Shepherd” en el que sobresale la voz de Marty Balin, o el “Hey Fredrick”, invadido por excelente piano de Hopkins y la voz de Grace Slick, que son los protagonistas de esta eléctrica canción de más ocho minutos de duración.

 La épica musical demostrada en “Eskimo Blue Day” quedará para la posteridad, al igual que un “Wooden Ships” que lleva la firma de Stills, Kantner y Crosby. Y para poner el cierre a un disco absolutamente legendario,  el aclamado hit “Volunteers”, todo un clásico de los Airplane que también da nombre al álbum.  En 1972,  los Jefferson Airplane anuncian su disolución definitiva, tras sufrir diversos problemas internos entre sus miembros, poniendo fin a una de las agrupaciones más emblemáticas que ha visto nacer el universo del rock.

Y así concluye Volunteers, politizada aventura sonora de Jefferson Airplane. Aquellos que un buen día decidieron utilizar un arte llamado rock, para expresar que la humanidad ya estaba exhausta de guerras inútiles que no llevan a ninguna parte. En la mayoría de los casos, provocadas por líderes políticos con demasiadas ansias de poder. Por eso, se matan los hombres.