Boz Scaggs – Boz Scaggs (Atlantic 1969)

Boz Scaggs LPCompositor, guitarrista, vocalista y compañero inseparable de Steve Miller en los años 60. Sin duda, una gran carta de presentación la de Boz Scaggs, que también colaboró poniendo su voz en dos discos históricos de la Steve Miller Band. Y en 1969, Boz graba este magistral álbum homónimo, que consideramos como imprescindible en su carrera.

Natural de Ohio, Boz Scaggs se traslada a Texas siendo tan sólo un adolescente y coincide en la escuela con Steve Miller. Rápidamente surge una estrecha amistad que les llevaría a estudiar juntos en la universidad. Durante esta etapa de su vida se empapó de blues, pero sobre todo de la música tradicional americana.

En 1965, Boz se embarca en una aventura musical por Europa, estableciendo su base en Inglaterra y Suecia, dónde logra grabar su primer álbum en solitario, obteniendo algún éxito pero escasa repercusión. También adquiere durante este tiempo conocimientos sobre el “British Blues” y otros estilos, y por fin, Steve Miller decide contar con él para su nueva formación, con la que editó dos álbumes emblemáticos en la era psicodélica del San Francisco de 1968.

BSSu facilidad innata para componer canciones, y su especialísima voz, no pasan desapercibidas para el sello discográfico Atlantic Records. En 1968, es fichado para esta gran compañía, comenzando a grabar con la Muscle Shoals de Alabama y con el legendario guitarrista Duane Allman, por aquella época miembro permanente de la “Muscle Shoals Rythm Section”.

Centrándonos en el disco, se publicó en 1969 y fue producido por el propio Boz Scaggs, Jan Wenner y Marlin  Greene.  Fue grabado en los estudios “Muscle Sounds Sound Recorders” de Alabama. La Atlantic Records contaba con un gran número de excepcionales músicos, participando en la grabación de este elepé Duane “Skydog” Allman (dobro, slide y guitarra), Boz Scaggs, Eddie Hinton y Jimmy Johnson (guitarras), Barry Beckett (teclados), David Hood (bajo) Roger Hawkins (batería) y Al Lester (violín).

Boz ScaggsComo ya era habitual en la Atlantic Records, una excelente sección de vientos apoyaba en todo momento a estos virtuosos músicos, entre los que se encontraban Charles Chalmers y Floyd Newman (saxos) Ben Cauley (trompeta), Gene “Bowlegs” Miller (trompeta y trombón) y Joe Arnold y James Mitchell (saxos). Y para poner la guinda final a este carrusel interminable de instrumentistas, es de obligada referencia mencionar los estupendos coros femeninos: Jeannie Greene, Donna Thatcher y Mary Holiday por un lado, y Tracy Nelson, Irma Routen y Joyce Dunn para otros temas.

Como dato curioso, destacaremos que el  disco y su estilo se catalogaron como “Blue – Eyed -Soul”, que viene a significar coloquialmente hablando “Soul hecho por blancos”

El LP contiene 9 temas compuestos por Boz Scaggs salvo algunas excepciones. Abren con un movido “I´m Easy” y continúan con el clásico de clásicos “I´ll Be Long Come”, una de las baladas más bellas de la época. Y nos deleitarán con canciones delicadas como “Another Day (another letter)” y la country “Now You´re Gone” dónde disfrutaremos de los maravillosos coros y un magnífico sonido del violín.

Boz Scaggs Bar Las canciones que le siguen, mantienen en mayor o menor medida una línea similar a las anteriores y son “Finding Her” y “Look What I Got”, ésta vez con Duane Allman imprimiendo su calidad al Dobro. En “Waitin For A Train”, Boz Scaggs nos traslada a las viejas películas del Oeste y a aquellas canciones de la guerra de secesión, magníficamente interpretadas.

El punto álgido del disco llegará con un triste blues titulado “Loan Me A Dime”, propiedad del bluesman Fenton Robinson. Con más de doce minutos de duración, Boz Scaggs realiza una espléndida versión con su voz, arropado por una sección rítmica perfecta y el virtuosismo de Duane Allman, que nos dejó uno de los solos de guitarra más recordados de su corta pero intensa carrera. Concluyen con  “Sweet Release”, una canción que posee unos coros sobresalientes, al igual que el resto de la banda.

El diseño y las fotografías de la portada e interior del LP fueron obra de Stephen Paley, dónde podemos visualizar la simpática imagen de Duane Allman, completamente desnudo con un sombrero en la cabeza y tapándose sus genitales, entre otras de los músicos más representativos. En su día, este disco pasó con más pena que gloria por los ojos de la crítica especializada. Y han tenido que pasar más de 45 años para que lo considerasen una obra de culto, básica para los amantes de la época dorada del rock y para los seguidores de Boz Scaggs y del gran Duane Allman.

Boz Scaggs inició con este LP su período de esplendor. Actualmente y a sus 66 años, es uno de los grandes de la música americana.

 

El Artista Invitado – Cansancio Clónico (2007) / Fuerzas Aliadas (2010)

Fuerzas AliadasA nuestro juicio, el buen rock nunca debe pasar desapercibido. Y “El Artista Invitado”, formación catalana nacida en 2001, es la mejor prueba de ello. Deciden comenzar su historia por el amargo camino del rock un invierno de 2001, cuando el multi instrumentista J. Bernat “Bernie”, Ángel Camacho, Toni Benavente y Dani Pujol, se asocian para grabar unas canciones que Bernat tenía escritas previamente. Fruto de esta colaboración, realizan su primera demo “Seriedad Capilar”, nombrada demo del mes en la revista Rock Hard.

En 2002, son llamados para abrir los conciertos de Rosendo en la sala Razzmatazz 1. En el año 2005 graban en los estudios “La Boni” el disco “Inútil Sin Referencias”, en el que Bernie se hace cargo de la sección rítmica (batería, bajo, guitarras), con Toni Benavente a la guitarra solista. En 2006, regresa a los estudios “La Boni”, para reflejar “Sensible Al Tacto”.

En 2007, sale a la luz “Cansancio Clónico”, grabado y mezclado entre los estudios EDISON de Cornellà de Llobregat y los Udbon de Esplugues de Llobregat. En él, participaron Jordi Bernat (voz, guitarra rítmica, bajo, batería y coros), Toni Benavente (guitarra solista), Sergi Milan (órgano hammond, piano), Nico Alvarez (coros) y Jordi Udina (técnico de sonido).

Cansancio Clonico“Cansancio Clónico incluye cinco pistas y abre con “Amagos de Muerte”, una canción de estilo hard rock envuelta por unos soberbios riffs de guitarra. Seguidamente llegará “Alto el fuego”, tema impregnado de un excelente órgano y un potente riff de guitarra. “Fiesta”, es una pista con cierto aire hacia la psicodelia.

Destacaremos su elaborada sección rítmica, y nuevamente, su órgano. Ejecutada a un ritmo frenético se presenta “Segunda Oportunidad”, rodeada de unos adictivos riffs de guitarra, se sitúa como uno de los mejores temas del disco. Finalizan con “No voy a buscarte”, una balada de corte pop.

Tras ofrecer una serie de conciertos por diversos clubs, logran girar con Status Quo, abriendo los conciertos de su gira española en 2009.

El Artista InvitadoEn 2010 publican “Fuerzas Aliadas”, disco producido por el propio Jordi Bernat y grabado en los estudios “Udbon” de Esplugues de Llobregat (Barcelona), entre mayo y octubre de ese mismo año.  Incluyendo 7 pistas, todas las canciones fueron escritas por el multi instrumentista Jordi Bernat, exceptuando “Vuela Alto” y “No Mires Atrás” (J. Bernat / Pedro Caparrós). Durante esta etapa, también son llamados para tocar junto a Europe en la sala Razzmatazz de Barcelona.

“Fuerzas Aliadas” inicia con “En mí habita el mal”,  tema  bien armado rítmicamente con unas contundentes guitarras a su final, al igual que  “No Mires Atrás” la pista que le sucede. Con altas dosis de electricidad se presenta “Puerta de Servicio”, en dónde podemos captar una clara influencia a los AC/DC, dado que Bernie, su cantante, tiene su pasado en la The Bon Scott Band”, una banda tributo al legendario grupo australiano.

El Artista Invitado Band“Basta de Cerdos” y “Fuego Cruzado”, son dos canciones con las bases bien asentadas en el hard rock, acompañados por la voz melódica de Bernie. “Vuela Alto”, es una semi balada que desde nuestra opinión, se erige como el tema estrella del disco, con especial atención a sus riffs de guitarra. Concluyen con “Si Tu Padre Te Viera”, una pegadiza canción que posee unas desenfadadas letras.

No puede faltar en este artículo,  una mención al personal que hizo posible este disco: Jordi Bernat “Bernie” (voz, guitarra rítmica, bajo batería y coros), Sergi Milán (órgano hammond, piano y acordeón), Alberto Arias (guitarra solista), Tite “Patri” Castelló (guitarra solista), Tito Ferrer (guitarra solista), Pedro Caparrós (guitarra solista) y Carlos Ruiz (guitarra solista), David Benavente (coros), Jordi Udina (técnico de Sonido) y Antoni Alarcón (diseño gráfico).

Dice “El Artista Invitado” en una de sus canciones, que buscan una segunda oportunidad. Creemos que merecen una primera.

http://www.elartistainvitado.net/

http://www.reverbnation.com/elartistainvitado

https://www.facebook.com/elartistainvitado

https://myspace.com/elartistainvitado

 

The Rolling Stones – Let It Bleed (Decca Records 1969)

Let It BleedEs indiscutible, que uno de los fenómenos más espectaculares de la historia del rock han sido los Rolling Stones. Todo lo que hacen produce una repercusión inmediata. Sus asombrosos conciertos, su especial conexión con los fans y la conciencia social reflejada en sus letras, le han situado como una parte  esencial en la mitología universal del rock. Baten todos los récords existentes, y más que hubiera.

Con sus antológicas canciones, han sabido llegar al corazón de una fiel e inmensa cantidad de admiradores en todo el mundo, entre los que se encuentra este humilde blog, que tiene por logo su lengua.

Las amplias y sucesivas giras de los Stones son hitos destacados en la música, así como lo son los diversos álbumes que han publicado en sus 50 años de carrera.  Y aquí, Let It Bleed, juega un papel muy relevante, porque es un disco de culto.

Let It Bleed se publicó el 28 de Noviembre de 1969 por el sello Decca Records e incluye 9 pistas.  Grabado en los Olympic Studios de Londres, contó con la producción del emblemático Jimmy Miller, un famoso ingeniero de sonido que ya había trabajado con otras bandas del nivel de Blind Faith o The Spencer Davis Group. Muchas y muy variadas, han sido las rediciones de este gran clásico bajo otras casas discográficas como la de ABCKO (Formato LP, 1986) o la de Decca (Formato CD, 1995).

RSLITEl álbum obtuvo un enorme éxito y  alcanzó rápidamente los primeros puestos en las listas musicales de la época, el número 1 en el Reino Unido y el 3 en los Estados Unidos. Así mismo, también recibió numerosos premios y certificaciones. A nuestro juicio, Let It Bleed es un disco importantísimo para el rock. Transcendió a su tiempo como una llama que nunca se apaga. Porque es muy, muy grande, al igual que sus legendarios creadores.

Como ya es costumbre, haremos una mención a los músicos que hicieron posible esta magistral obra: Mick Jagger (voz, armónica), Keith Richards (guitarra), Mick Taylor (guitarra), Brian Jones (guitarra, arpa y percusión), Bill Wyman (bajo) y Charlie Watts (batería).

Si ya de por sí los Stones son geniales músicos,  de obligada referencia es el personal adicional que participó a su lado: Ian Stewart, Nicky Hopkins, Leon Russell y el mítico Al Kooper (pianos), Ry Cooder (mandolina), Jimmy Miller (batería y percusión), Rocky Dijon (percusión), Bobby Keys (saxo tenor), Jack Nitzche, Merry Clayton y Nanette Newman (coros), y un extraordinario violinista de bluegrass llamado Byron Berline, vinculado dos años después al proyecto Manassas, de Stephen Stills.

RSLITIIEn cuanto el vinilo comienza a rodar, de manera instantánea entra a formar parte de esa colección de discos que cambian tu vida. Y es que su gloriosa apertura con “Gimme Shelter”, ya nos demuestra el porqué de su grandeza. “Gimme Shelter”, una de las canciones más célebres de los Stones, fue versionada hasta la saciedad por multitud de grupos, prestando especial atención a la Grand Funk Railroad, (Survival 1971).

Destacaré también su apoteósica sección rítmica, la profundidad lírica de este maravilloso tema (inspirado en la guerra del Vietnam) y sus fantásticos coros con Merry Clayton. Pero lo que nos quedará para siempre en la memoria es su majestuoso estribillo :<< War, children, it’s just a shot away / It’s just a shot away / War, children, it’s just a shot away / It’s just a shot away>>.

Seguidamente llegará “Love In Vain”, una excelente versión del bluesman Robert Johnson. Solamente los Stones, han sido capaces de transformar este tema en  único, y quien sabe si irrepetible. Uno de los puntos álgidos será “Country Honk”, versión de cierto aire folk / country del “Honky Tonk Women”, con un sensacional violín a cargo de Byron Berline y la guitarra de Mick Taylor. El espléndido piano de Ian Stewart, cobra un protagonismo mayúsculo en “Let It Bleed”, el corte que da nombre al disco.

STONESLITBEn “Live With Me”, podemos notar todo el virtuosismo del guitarrista Mick Taylor, respaldado en todo momento por un espléndido riff de bajo.  Una grata sorpresa nos encontraremos en “You Got The Silver”, una bella balada en dónde canta Keith Richards. De inolvidable, calificaré el riff de “Monkey Man”.  El blues, la música del alma,  hace acto de presencia en “Midnight Rambler”, sexta joya del álbum, siempre acompañada por una perfecta armónica y un elegante guitarreo.

Y para poner el broche de oro a un álbum absolutamente redondo “You Can’t Always Get What You Want. Escrita por Jagger y Richards, es un diamante de canción, con una angelical introducción  a cargo del coro  góspel London Bach Choir”, e influida por los arreglos de Al Kooper.

RSTONESEn el recuerdo del imaginario colectivo, permanecerá su curiosa portada. De una elevada calidad gráfica, fue un trabajo del diseñador Robert Brownjohn. En ella, podemos visualizar a los componentes de los Stones tocando en el último nivel de una tarta, formada por un neumático, una pizza, un reloj y una cinta magnética, apoyada sobre un tocadiscos. En su interior reza la siguiente frase: <<“Esta grabación debería reproducirse a  un volumen elevado”>>

Así concluye Let It Bleed, un elepé que resulta fundamental para entender qué es y lo que significa el rock and roll. He de confesar que en este artículo que hoy escribo, quizás no haya podido ser todo lo objetivo que quisiera, y  me he dejado llevar por la pasión que siento por los Rolling Stones, la banda de rock and roll más grande que ha dado la música contemporánea.

Déjalo sangrar.

 

Thin Lizzy – Jailbreak (Mercury Records 1976)

jailbreakthinlizzySi hubiera un olimpo real de discos de hard rock, éste Jailbreak de Thin Lizzy ocuparía los primeros puestos sin lugar a dudas. Y es que magistrales canciones como “Cowboy Song” “The Boys Are Back In Town” – su hit más célebre – nos demuestran la grandeza de un elepé y de una banda ya de por sí legendaria.

Jailbreak, la pista  que da nombre al disco, abre con un poderoso riff que hace todos los honores al rock duro. “Angel From The Coast” se presenta como un tema pegadizo, ejecutado a un ritmo trepidante e  impregnado de un magnífico guitarreo.

Con las bellas baladas “Fight Or Fall”   y “Running Back”, sentiremos  la fantástica voz de Phil Lynott. Otros temas  de gran calidad y de obligada referencia son “Emerald” y “Warriors” (una de las joyas del álbum), en el que una vez más, los Lizzy elevan el hard rock a la máxima potencia.

Thin Lizzy BandaA mi juicio Jailbreak es absolutamente redondo. Perfecto de principio a fin. Y una buena parte de culpa, la tiene su excelente dúo de guitarras formado por Scott Gorham y Brian Robertson, siempre acompañados por el carisma y la voz de Phil Lynott.

Centrándonos en el álbum, sexto en su discografía, se publicó el 26 de marzo de 1976 por el sello Mercury Records e incluye 9 temas. Grabado en los “Ramport Studios” de Londres, fue producido por el ingeniero de sonido John Alcock.

Así mismo, Jailbreak también se convirtió en el elepé más vendido de los Lizzy, y de alguna forma le abrió las puertas hacia el mercado americano. Destacar, que todas las canciones fueron compuestas por ese poeta del rock llamado Phil Lynott.

No puede faltar en este artículo, una mención hacia los integrantes de Thin Lizzy, que hicieron posible esta obra: Phil Lynott (bajo y voz), Scott Gorham (guitarra), Brian Robertson (guitarra) y Brian Downey (batería).

tlAsí concluye este álbum, cortesía de un histórico cuarteto irlandés  que responde al nombre de Thin Lizzy. A  golpe de un rock electrizante, fueron capaces de ganarse a pulso un más que merecido puesto como mitos  de la que algunos llaman música del diablo, dejándonos un legado  eterno al paso del tiempo.  Y buena fe de ello, la pueden dar álbumes gloriosos como éste.

¿Sabes? ¡Phill Lynott Murió!, en 1986,  víctima del alcohol y las drogas, pero de algún modo,  siempre permanecerá vivo en el corazón del rock.

 

Ted Nugent – Free For All (Epic 1976)

FFAOriginario de Detroit, ciudad situada al norte de los EEUU y famosa por la fabricación de automóviles, esta gran urbe también ha sido cuna de ilustres músicos como el caso del excelente guitarrista Ted Nugent. En 1965 y siendo tan sólo un adolescente, el joven Ted entra a formar parte de “The Amboy Dukes”, una de las bandas psicodélicas más populares de su zona. Comienza así a forjar su leyenda cuando en 1967 publican su primer disco, convirtiéndose desde ese preciso momento en una de las formaciones de rock duro más primitivas que se recuerdan.

Tras dejarnos cuatro álbumes clásicos del rock, en 1970 pasa a liderar su grupo bajo el nombre de “Ted Nugent & The Amboy Dukes”, continuando así otro período con tres elepés más grabados hasta 1974. Concluida esta etapa, Ted decide seguir en solitario para iniciar una exitosa y prolífica carrera, dando un giro radical en su música, a la que dota de ritmos mucho más poderosos, realizando una explosiva mezcla de rock and roll y heavy metal.

Ted NugentCentrándonos en el álbum, “Free For All” pasa a ser el segundo en su discografía en solitario. Publicado en 1976, se grabó para el prestigioso sello Epic e incluye 9 temas inolvidables. De su producción se encargó por Tom Werman, Cliff Davies y Lew Futterman.

Como ya es habitual, haremos mención a la espectacular banda de Ted Nugent, compuesta por él mismo a la guitarra solista, rítmica e incluso al bajo, poniendo también la voz a la canción que da título al disco. Por allí estaba Cliff Davies, un histórico batería inglés procedente del grupo If, Rob Grange (bajo), Steve McRay  (teclados) y Tom Werman (percusión).

Derek St. Holmes sería en un principio el responsable de la voz, pero por disputas con Ted, sólo graba dos canciones y se alejó a media grabación, sustituyéndolo un jovencísimo Meatloaf, que grabaría  el resto de temas excepto uno, ya reseñado anteriormente.

Abre el LP con el potente “Free-For-All”, con el que nos preparan para un electrizante viaje por el estilo único y contundente de Ted Nugent. Entre otros cortes magníficos y riffs extraordinarios, continúan con  “Dog Eat Dog” y un extenso “Writing On The Wall”, ésta vez con Meat Loaf a la voz. Con unas letras muy atrevidas, llegará el genial “Street Rats” y la esencial balada “Together”, que hizo suya Meat Loaf.

Ted Nugent BandEl resto de pistas que completan el LP son “Light My Way” – que desprende una energía sorprendente -,  y “Hammerdown”, compuesta por el propio Ted. Y para finalizar “I Love You So I Told You A Lie”, todo un hit de los más recordados del disco.

Sus peculiares atuendos,  también pasaron a formar parte de la historia del rock and roll,  junto a sus míticas guitarras Gibson Byrland elaboradas por Paul Smith. Éstas quedaron inmortalizadas en la portada del disco, con un estupendo montaje fotográfico obra de Houghton / SteinBicker y diseño de Paula Scher.

Ted Nugent siempre ha sido un ejemplo de trabajo y el mejor espejo para otro número considerable de músicos a los que influenció. Poseedor de una gran humildad, nos dejó gloriosos discos de estudio y magistrales shows en directo. Actualmente y a sus 65 años, sigue ofreciendo giras y apoteósicos conciertos, manteniéndose en plena forma. Y lo cierto, es que Nugent es un músico ya legendario.

Dedicó este álbum con la siguiente frase:

“A todos ustedes compadres a quienes yo llamo amigos. Estoy contento de teneros conmigo, porque estamos aquí de nuevo”…