Taj Mahal – Taj Mahal


Se iniciaba en 1967, una maravillosa aventura que tuvo como protagonista al multi-instrumentista estadounidense Taj Mahal,  pseudónimo de Henry Saint Clair Fredericks y que irrumpe de manera impactante en la escena musical americana con este primer álbum homónimo, aportando un estilo prácticamente único, mezclando Blues, Rock, Góspel, Country, Funk, Cydeco, Calypso, Reggae, y música Agro-rural.

Taj Mahal nació en el barrio de Harlem, (Nueva York), y desde la adolescencia comenzó a tocar la guitarra y un notable número de instrumentos.  Posee una voz inconfundible y es considerado uno de los más frescos y renovadores bluesman de la historia, dada su condición multirracial, (era hijo de jamaicano pianista de Jazz y madre afroamericana cantante de Góspel); bebió de dicho mestizaje, y se especializó en el uso del banjo, (denostado por los puristas del blues, puesto que éste era más usado por blancos y la música country, cosa que a Taj no le importaba) de la armónica, guitarras, mandolina, piano, órgano, y bajo.

Se traslada a Santa Mónica en California a mediados de los sesenta, junto a una magistral banda para éste primer clásico en su discografía, que incluía célebres nombres, aún muy jóvenes y que a lo largo del tiempo demostrarían su valía en sucesivas ocasiones, como  es el caso de Ry Cooder, creador de bandas sonoras inolvidables para el cine y un referente a la “Slide”, el indio Jessie Ed Davis, recordados por sus legendarias colaboraciones y por ser extraordinarios músicos de sesión, acompañados por James Thomas y Gary Gilmore al bajo, Sanford Konikoff y Chuck Blackwell a la batería y Bill Boatman a la guitarra rítmica.

El disco consta de ocho temas, la mayoría muy conocidos, comenzando por el “Leaving Trunk”  en el que saca un gran partido a su armónica, con “Statesboro Blues”,” Checkin´Up on my Baby”, continúan dándonos muestras del enorme potencial de la banda. El versionadísimo “Dust My Broom”, una de nuestras preferidas, “Diving Duck Blues” y una extensa “The Celebrated Walkin´Blues”, de más de ocho minutos, en donde se ejecuta un blues de raíces, arraigado y profundo. En todos los temas se pueden disfrutar  los  diferentes estilos de tocar la guitarra, que aportan un gran colorido y llenan esta obra.

Fue editado en 1968, cuando la música blues no atravesaba su mejor momento y las compañías eran reacias al viejo blues. Este álbum de composiciones, en su mayoría de los años treinta y cuarenta, fueron escritas por históricos como: Sleepy John EstesWillie McTell, Sonny Boy Williamson, Robert Johnson, que dieron una vuelta a éste genero junto a Taj Mahal, que con su archiconocida “E Z Rider”, se convirtió en uno de los grandes misioneros y visionarios del blues.

La curiosa portada del disco, sentado en una silla y tocando su dobro delante de una mansión victoriana en Los Ángeles,  rodeado de todo tipo de aves y mariposas, vestido como Sheriff es simplemente genial, y como decía en una entrevista reciente: “En primer lugar soy africano; en segundo, un jamaicano negro, y sólo en tercer lugar, un americano negro“, siendo esta, una de sus frases favoritas.

El blues tiene un innovador y creativo embajador, su nombre es Taj Mahal.

6 Respuestas a “Taj Mahal – Taj Mahal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s