Taj Mahal – Taj Mahal


Henry Saint Clair Fredericks. Más conocido por el seudónimo de Taj Mahal. Reputado bluesman y multi- instrumentista estadounidense. Un músico con letras mayúsculas, que irrumpe de manera impactante en la escena blues americana de 1967 con este primer álbum homónimo. Aportó un  estilo único, mezclando blues, rock, góspel, country, funk, cydeco, calypso, reggae, y música agro-rural.

Taj Mahal nace en el barrio de Harlem, (Nueva York), y desde la adolescencia comienza tocar la guitarra y un notable número de instrumentos. Posee una voz inconfundible y es considerado uno de los más frescos y renovadores bluesman de la historia. Mucho que ver, tuvo su condición multirracial: era hijo de jamaicano pianista de jazz y madre afroamericana cantante de góspel. Bebe de dicho mestizaje y se especializa en el uso del banjo, (denostado por los puristas del blues, puesto que éste era más usado por blancos y la música country, cosa que a Taj no le importaba) la armónica, guitarras, mandolina, piano, órgano, y bajo.

A mediados de los años 60 se traslada a Santa Mónica (California), junto a una gran banda para realizar este primer clásico en su discografía. Esta agrupación incluye nombres célebres, aunque muy jóvenes y que a lo largo del tiempo demostraron su valía: Ry Cooder, creador de bandas sonoras inolvidables para el cine y un referente a la slide. El guitarrista indio Jessie Ed Davis, recordado por sus legendarias colaboraciones. Por allí estaban otros extraordinarios músicos de sesión como James Thomas y Gary Gilmore (bajo), Sanford Konikoff y Chuck Blackwell (batería) y Bill Boatman (guitarra rítmica).

El disco consta de ocho temas – la mayoría muy conocidos – comenzando por el “Leaving Trunk” sacando un gran partido a su armónica. Con “Statesboro Blues” y «Checkin´Up on my Baby”, nos muestran el potencial de la banda. Llega el versionadísimo “Dust My Broom”, una de nuestras preferidas con “Diving Duck Blues”. En la extensa “The Celebrated Walkin´Blues”, de más de ocho minutos, se ejecuta un blues de raíces, arraigado y profundo. En todas las canciones se puede disfrutar de los  diferentes estilos de tocar la guitarra, que aportan un gran colorido y llenan esta obra.

El disco fue editado en 1968, cuando la música blues no atravesaba su mejor momento y las compañías eran reacias al viejo blues. Este álbum de composiciones, en su mayoría de los años 30 y 40, fueron escritas por artistas históricos como Sleepy John Estes, Willie McTell, Sonny Boy Williamson Robert Johnson. Todos ellos le dieron una vuelta a este género junto a Taj Mahal, que con su archiconocida “E Z Rider”, se convierte en uno de los grandes misioneros y visionarios del blues.

Resulta curiosa la portada del disco, observando a Taj sentado en una silla y tocando su dobro delante de una mansión victoriana en Los Ángeles. Se encuentra rodeado de todo tipo de aves, mariposas y con una vestimenta al más puro estilo sheriff. En una entrevista reciente declaró: En primer lugar soy africano; en segundo, un jamaicano negro, y sólo en tercer lugar, un americano negro«, siendo esta, una de sus frases favoritas.

El blues tiene un innovador y creativo embajador, su nombre es Taj Mahal.

6 comentarios en “Taj Mahal – Taj Mahal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.